La mujer a sus 107 años continúa con el trabajo benéfico

Se la ve reluciente, activa y completamente comprometida con el deseo de ayudar a los demás: la motivación principal durante toda su vida y lo que le permitió superar los 100 años sin impedimentos para continuar con su actividad benéfica.

Clotilde Veniel vive en Valencia, tiene 107 años y sigue trabajando en la sede parroquial de Cáritas donde junta donaciones para quienes más lo necesitan y realiza visitas a los enfermos para ofrecerles su apoyo espiritual.

La mujer goza de excelente salud y vitalidad, y por eso continúa trabajando en la localidad de Bicorp, donde tiene su casa, va a misa y recorre los centros de salud para dar aliento a las personas que están internadas.

"No hay que hablar de problemas con los enfermos, ni de cosas tristes, ni de dolores, sólo de cosas buenas y alegres", afirmó la mujer al diario español ABC.

El espíritu positivo es una marca personal de Veniel y también lo que trata de contagiar a quienes la rodean. El trabajo y haberse mantenido activa fueron las claves de esta mujer para llegar a los 107 años, poder realizar tareas cotidianas sin ser asistida y, sobre todo, mantener las ganas y el deseo de mejorar la vida de los demás.

ADEMÁS

¿Ut supra y litis?: la difícil lucha para lograr que los abogados hablen como personas

Cuáles son las advertencias para evitar lesiones al ver un eclipse solar

Mendoza: trasladaron de escuela a una vicedirectora por usar lenguaje inclusivo

Tucumán: protagonizó dos choques fatales en un lapso de ocho años

Fuente de la noticia (La Nacion)