Uno de los trabajadores que falleció es Urbano Zapata, quien estaba descompensado por el tiempo que llevaba sin alimentarse, según informó su compañero Miguel Hidrogo desde el campamenro que los huelguistas mantienen a pocos metros del gubernamental Palacio de Miraflores.
Ante la evidente debacle física de Zapata sus familiares lo llevaron a su casa, donde murió poco después.
También ayer, en horas de la mañana, se conoció el fallecimiento del huelguista Héctor Molina tras sufrir un infarto.
Según reseñó el diario El Nacional, Molina, al igual que sus compañeros, reclamaba el pago de 5.500 millones de dólares en pasivos laborales que les adeuda el gobierno desde 1997.
Estas personas trabajaban en la empresa Exxon Mobil, que fue expropiada por el presidente Hugo Chávez.
Fuente de la noticia (Telam)