La Oficina de Derechos Humanos de la ONU en México condenó “categóricamente” los actos de tortura practicados contra uno de los detenidos por el caso de los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y destacó “la urgencia de investigar” el hecho, que se hizo público a través de un video.
La ONU reclamó investigar la conducta de funcionarios que obstruyeron la búsqueda de la justicia, según destacó la Oficina de Derechos Humanos en un comunicado.
Desde hace días varios medios de comunicación difunden un video que muestra la tortura por parte de tres individuos contra Carlos Canto Salgado, uno de los detenidos por el caso Ayotzinapa.
La cinta muestra el hombre con ojos vendados, atado, sometido a asfixia, toques eléctricos, golpes y vejaciones mientras es interrogado por funcionarios públicos por su presunta participación en la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela para maestros de Ayotzinapa, en el municipio de Iguala, el 26 de septiembre de 2014.
Fuente de la noticia (Telam)