El gobernador cordobés llevará boleta corta en la elección de octubre, sin candidato a Presidente

Gabriela Origlia SEGUIR

CÓRDOBA.- El gobernador Juan Schiaretti ratificó su pertenencia a Alternativa Federal, pero priorizará lo provincial a tal punto que irá con boleta electoral "corta", como adelantó ayer LA NACION. En el mediodía del martes, Miguel Angel Pichetto -después de llamar a Juan Manuel Urtubey – le comunicó que aceptaría ser el candidato a vicepresidente de Mauricio Macri. La decisión fue caratulada por los operadores cordobeses como "absolutamente personal".

"Vamos a preservar Hacemos por Córdoba -dijo Carlos Gutiérrez, presidente del bloque de legisladores del PJ y parte del círculo chico del Gobernador-. Schiaretti no define lo nacional más allá de lo que quieran leer los medios; siempre dijo que aportaría a la construcción de una tercera vía pero no tiene la misma responsabilidad de un candidato porque no lo es".

Con Pichetto en otro sector, en Córdoba admitieron que la apuesta del Gobernador a una tercera vía queda reducida a una mínima expresión sostenida por Urtubey y Schiaretti. En ese contexto, hay dos decisiones ya tomadas: por más presiones que existan, no habrá acercamiento del cordobés al kirchnerismo ("ni siquiera al 'bueno' que pretende representar Alberto Fernández ", ironizan) y se irá a las elecciones con una boleta sin candidato a Presidente, con postulantes propios.

Gutiérrez insistió con la "coherencia" de Córdoba y subrayó que en el próximo período de Gobierno el Congreso tendrá un rol fundamental por lo que es clave "contar con legisladores propios que defiendan los intereses de la Provincia, ese es el compromiso asumido".

Desde la salida de Sergio Massa del peronismo federal – "cuando se fue de Córdoba hace dos semanas ya sabíamos que no volvería", se sinceró ayer un operador-, hay crecientes presiones del peronismo local sobre Schiaretti para que revea su estrategia. Por el tema, incluso, hubo diferencias con el titular del PJ local, el senador Carlos Caserio quien podría suceder a Pichetto en el liderazgo del bloque de Senadores.

Frente al nuevo escenario político, algunos dirigentes cordobeses ayer barajaban la posibilidad de que otros gobernadores optaran por la boleta corta. "No imagino una cascada de acompañamiento a la fórmula Fernández-Fernández", deslizó un referente.

La boleta corta lo que le permitirá a Schiaretti es "provincializar" la campaña; seguiría así con su concepto de "los de afuera son de palo" que usó el día después de su reelección por 57% de los votos. Hacemos por Córdoba tiene que renovar dos bancas en octubre.

Todos los esfuerzos discursivos de la dirigencia local apuntan a que Schiaretti hizo lo que estuvo a su alcance para consolidar Alternativa Federal pero que su prioridad siempre fue Córdoba. "No quiso ser candidato a Presidente, no nacionalizó su triunfo y dejó en claro que no era el 'macho alfa' del movimiento", insisten en su alrededor y buscan limitar su responsabilidad en el fallido intento de armado nacional.

Si Macri es reelegido la decisión del cordobés no tendrá costos; al contrario, todo indica que se mantendrá la buena relación personal e institucional que tienen. Otro sería el contexto si gana Fernández- Fernández, donde la jurisdicción podría repetir la historia de aislamiento que tuvo en los últimos ocho años del kirchnerismo.

Por: Gabriela Origlia ADEMÁS

Alberto Fernández toma examen en la UBA antes del encuentro con Sergio Massa

La coalición oficialista tiene nuevo nombre: Juntos por el cambio

Los memes del anuncio Miguel Ángel Pichetto vicepresidente

Mauricio Macri Alberto Fernández Sergio Massa Córdoba Juan Schiaretti Miguel Pichetto Juan Manuel UrtubeyFuente de la noticia (La Nacion)