Desde Santos Lugares, Ernesto Sabato se convirtió en creador y testigo excepcional del siglo XX. El novelista y pensador argentino, autor de El Tunel y Sobre héroes y tumbas, cumpliría hoy 108 años y Google le rindió homenaje con una ilustración.

Sabato marcó la literatura argentina. Sin saber que aquello sería parte de su destino, el joven estudió Física, en la Universidad Nacional de La Plata. Más tarde, obtuvo una beca para estudiar radiación cósmica en el Instituto Curie, en París y continuó sus estudios en el Instituto de Tecnología de Massachusetts.

El tiempo que vivió en Europa, se relacionó con hombres de la vanguardia surrealista, como Wilfredo Lam y André Bretón, que despertaron en Sabato cuestiones filosóficas e hicieron que se replantee su carrera de científico y comenzara a interesarse por la literatura.

De regreso en la Argentina, se dedicó a la docencia en la universidad donde estudió y fue colaborador del diario LA NACION. En 1948, publicó El Tunel, su primera novela con reconocimiento internacional. Luego, en sus obras, Sabato exploraría la conducta humana, el lado luminoso y el más oscuro de la existencia.

"Una profunda nostalgia por lo que pudo ser y no fue se impone sobre mi alma angustiada, como suele pasarnos a quienes hemos vivido lo bastante como para reconocer las posibilidades de todo aquello que no supimos vivir, o no pudimos", escribió en una carta publicada en el diario LA NACION, al cumplir 90 años.

Acostumbrado a quemar sus escritos, fue su esposa quien lo convenció para que cambiara de opinión sobre su trabajo en Sobre héroes y tumbas, considerado luego una de sus obras maestras.

También marcó la vida cívica del país, los ensayos de Sabato sobre temas políticos inspiraron reformas en la Argentina. En 1984, el escritor recibió el prestigioso Premio Cervantes, en reconocimiento a sus logros literarios.

Sabato falleció el 30 de abril del 2011, cuando faltaban dos meses para cumplir 100 años.

Fuente de la noticia (La Nacion)