Guatemala y Belice sometieron a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) la disputa en torno a la delimitación de su frontera terrestre, tal y como decidieron oportunamente ambos países en sendos referendos.
Guatemala celebró la consulta popular el 15 de abril de ese año, con un 95% de los votos a favor de remitir el caso a la CIJ. Belice lo hizo el 8 de mayo último con el mismo resultado -un 55% de aprobación-. Tras ellos, solo quedaba que las partes lo notificaran a la CIJ.
Guatemala envió el Acuerdo Especial y su protocolo de 2015 poco después del referendo, mientras que Belice los envió el 7 de junio. "Con estas dos notificaciones oficiales, la CIJ asume ahora la materia", informó el tribunal internacional en un comunicado reflejado por la agencia de noticias Europa Press.Fuente de la noticia (Telam)