Alerta en el sector equino por una resolución del Mercosur sobre una enfermedad

La piroplasmosis es una enfermedad que se transmite por garrapata y puede causar lesiones graves e incluso la muerte del caballo. Crédito: Shutterstock

El sector equino está en alerta. Una reciente resolución del Mercosur permitiría el ingreso al país de animales positivos a los análisis de piroplasmosis y esto preocupa en la actividad, según distintas fuentes consultadas.

Esta enfermedad que afecta al caballo puede causarle lesiones graves e incluso la muerte. La piroplasmosis se transmite por garrapata o por agujas no esterilizadas y contaminadas con este parásito. Los síntomas van desde fiebre aguda, anemia, pérdida de peso de manera crónica hasta la muerte súbita.

Lo peligroso, dicen los expertos, es que el animal con resultado positivo es un riesgo constante para contagiar la enfermedad. A pesar de no manifestar síntomas, la parasitosis puede volver activarse por estrés y transmitirse a animales sanos.

En diálogo con LA NACION, Jorge Genoud, veterinario y miembro de la Comisión Asesora en Sanidad Equina, contó que el tema no fue motivo de consultas. "Si nos lo hubiesen preguntado, el rechazo hubiese sido unánime, no lo hubiésemos autorizado", remarcó.

Genoud explicó que, si bien existen vacunas para tratar la enfermedad, no son el 100% eficientes, además de tener un alto grado de toxicidad. "Está probado científicamente que los animales positivos tratados con la vacuna no están definitivamente curados. Este ingreso de animales positivos representa un riesgo para la salud de los equinos", señaló.

El experto detalló que la piroplasmosis es una de las principales trabas para el movimiento internacional de equinos. Hoy en día son alrededor de 500 los caballos que se importan. "Abrieron la frontera a una enfermedad que si bien en el norte del país existe, no así en la mayoría de las provincias", advirtió.

"Si un productor argentino quiere exportar un caballo a los Estados Unidos , por ejemplo, es condición necesaria para el ingreso del animal que esté libre del parásito", aclaró.

En este sentido, el Senasa describió la situación real en la que se encuentra la mencionada resolución. Ximena Melón, veterinaria de la Dirección de Comercio Exterior Animal del organismo, dijo: "En primer lugar no se puede exigir al resto de los países un estatus sanitario que la Argentina no posee". Además, la veterinaria del Senasa señaló que, por otro lado, en un apartado de la normativa firmada por los cuatro países que conforman el Mercosur se deja en claro que cada Estado miembro puede decidir cuál será su postura a seguir.

"En este tipo de normas del bloque del Mercosur que aplica para cuatro Estados Parte (la Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil) se utiliza 'deberán' en caso de que sea obligatorio y 'podrán' para los casos en que cada Estado Parte puede aplicar su criterio", dice la resolución Mercosur/GMC/N° 08/18 .

Según pudo saber LA NACION, asociaciones y organismos del sector ecuestre como la Asociación Veterinaria Equina; el Hipódromo de San Isidro y de Palermo; la Federación Ecuestre; la Asociación de Fomento Equino; la Sociedad Rural Argentina (SRA); el INTA; el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires; la Federación Veterinaria Argentina y la Asociación de Criadores de Sangre Pura de Carrera enviaron una nota al presidente del organismo sanitario argentino donde manifestaron su oposición a la medida.

Melón indicó que en este momento el sector público y el privado trabajan en la argumentación técnica necesaria para adoptar el criterio de no admisión de equinos en carácter definitivo positivos a piroplasmosis equina, "lo cual ya está siendo implementado en la práctica".

Por: Mariana Reinke ADEMÁS

Buenos Aires: el ruralismo puso la carga impositiva en la agenda electoral

Fuente de la noticia (La Nacion)