La romántica escena es parte de la nueva campaña de Calvin Klein

Son dos mujeres hermosas, se encuentran, se sonríen, se besan, se miran a los ojos. Fin del nuevo comercial de una marca de ropa. Hasta ahí podría parecer que se trata de una estrategia provocadora más. Pero habrá que agregar algunos datos para entender la magnitud de la apuesta que logró que todo el mundo hablara de ella. La marca es Calvin Klein. Las mujeres, dos modelos ultra famosas. Una es Bella Hadid y la otra, es Lilmiquela una influencer virtual que, sin siquiera respirar ni vivir en el plano real, es codiciada por las firmas top, tiene un millón y medio de seguidores en Instagram… y se da el lujo de besar a una de las chicas del momento.

Ver esta publicación en Instagram

Life is a dream. ??????????????????????????? 19-year-old robot #LilMiquela blurs the lines of truth and beautiful fiction with #BellaHadid. ??????????????????????????? See more on calvinklein.com/mycalvins ??????????????????????????? @bellahadid with @lilmiquela ??????????????????????????? #MYTRUTH #MYCALVINS

Una publicación compartida de CALVIN KLEIN (@calvinklein) el

Con este video que fue dirigido por Jonas Lindstroem, Calvin Klein alza la bandera de la inclusión no solamente de la aceptación LGTBQ sino también de la integración de la diversidad, cualquiera fuera su naturaleza -o no naturaleza-.

Sin embargo, entre las múltiples reacciones que despertó el comercial, muchos criticaron lo que se entendió como "queerbaiting", es decir, presentar un vínculo entre personas del mismo sexo que es ficción para atraer a la comunidad gay.

Aunque algunos también salieron a argumentar que nada es -ni podría ser- real desde el momento en que una de las figuras es virtual, la firma dio explicaciones por haber generado esta susceptibilidad: "Aquí en Calvin Klein, damos la bienvenida a todos los tipos de comentarios constructivos de nuestra comunidad", publicó en Twitter.

Here at CALVIN KLEIN, we welcome all types of constructive feedback from our community. We see your comments and we appreciate them. We'd like to offer our thoughts in response to comments on our campaign video featuring Bella Hadid and Lil Miquela. pic.twitter.com/OIcIekyR9K&- CALVIN KLEIN (@CalvinKlein) 17 de mayo de 2019

A la par, difundió un comunicado de prensa donde explicó: "El concepto de nuestra última campaña #MYCALVINS es promover la libertad de expresión para una amplia gama de identidades, incluido un espectro de género e identidades sexuales. Esta campaña específica fue creada para desafiar las normas y estereotipos convencionales en la publicidad. En este video en particular, exploramos las líneas borrosas entre la realidad y la imaginación ". "Entendemos y reconocemos cómo presentar a una persona que se identifica como heterosexual en un beso del mismo sexo puede percibirse como queer", continuó la marca. "Como compañía con una larga tradición de defensa de los derechos LGBTQ +, ciertamente no fue nuestra intención falsear la comunidad LGTBQ +. Lamentamos sinceramente cualquier ofensa que hayamos causado ".

Ver esta publicación en Instagram

Por primera vez, una campaña de moda está protagonizada por una modelo virtual: Calvin Klein lanzó un corto con Bella Hadid y la influencer virtual más famosa del mundo, Lil Miquela. Aunque suene a ciencia ficción, el comercial da un mensaje de aceptación tanto LGTBQ como de sincronía con los avatars. "La vida se trata de abrir puertas. Crear nuevos sueños que jamás imaginaste que pudieran existir" dice Hadid antes de besar a la chica holograma #nosencantalamoda

Una publicación compartida de La Nación Moda & Belleza (@lnmodaybelleza) el

"La vida se trata de abrir puertas. Crear nuevos sueños que jamás imaginaste que pudieran existir" dice Hadid antes de besar a la chica holograma. Y la instagrammer de 19 años afirma desde su universo de red social: "Nadie más puede definir nuestras propias verdades #MYTRUTH #MYCALVINS"

Fuente de la noticia (La Nacion)