15/05/2019 Suecia

Siete niños de 1 a 8 ocho años, huérfanos de combatientes del grupo islamista radical Estado Islámico (EI), que se encontraban en el campamento de al-Haul, en el norte de Siria, llegaron este miércoles a Suecia con su abuelo, un chileno residente en el país escandinavo que logró repatriarlos tras una larga pelea judicial.
"El viaje ha ido bien, han estado tranquilos. Ahora nos vendrá la policía a buscar y nos trasladarán a las oficinas de los servicios sociales", declaró Patricio Gálvez, el abuelo, a la televisión pública sueca SVT en el aeropuerto de Gotemburgo.
Los niños había sido trasladados al campamento de refugiados tras la caída, a finales de marzo, de Baghuz, último bastión del califato creado en el norte de Siria e Irak por la milicia radical, al que se habían unido sus padres después de abandonar Suecia.
Gálvez reveló que sus nietos estaban "muy felices" y gritaron de júbilo al volver a Gotemburgo, donde residían sus padres, una sueca de origen chileno y Michael Skråmo, un yihadista noruego-sueco conocido por los vídeos en los que invitaba a otros compatriotas a unirse al EI y cometer atentados en Suecia. Fuente de la noticia (Telam)