Cinco inmigrantes y cuatro agentes de la Guardia Civil resultaron heridos durante el intento de ingreso masivo al territorio español, protagonizado en un principio por unas cien personas, informaron fuentes de la delegación del gobierno en Melilla.
Las mismas fuentes destacaron la "rápida actuación" de las fuerzas de seguridad marroquíes y de la Guardia Civil, que evitaron que aproximadamente la mitad de los inmigrantes pudiese saltar la valla.
De los 52 subsaharianos que lograron entrar a Melilla, uno tuvo que ser evacuado a un centro médico con cortes en las extremidades, y otro fue detenido por un intentar atentar contra uno de los agentes, informó la agencia de noticias EFE. Fuente de la noticia (Telam)