Roger Federer y un movimiento que sorprendió en el entrenamiento con el Peque

Roger Federer lleva casi 20 temporadas conmoviendo y emocionando al público del tenis en cualquier punto del planeta. Su calidad y sus grandes triunfos lo han llevado a erigirse, quizás, en el mejor tenista de todos los tiempos. Los fans argentinos, incluso, tuvieron la posibilidad de disfrutarlo en nuestro país.

Pero el suizo también es un jugador increíble fuera de un partido. Aunque el acceso es siempre para unos pocos, Federer es capaz de brindar también un gran espectáculo en los entrenamientos con algunas pinceladas dignas de ser almacenadas en un teléfono celular para tener de recuerdo.

Quienes contaron con la suerte de presenciar la práctica de ayer con Diego Schwartzman y estuvieron atentos, vieron la manera en que Federer detuvo una pelota con su raqueta tras una larga devolución del Peque, como si su encordado tuviera un polo magnético. Sí, fue una muestra gratis de lo que se vendrá en pocos días en Roland Garros.

Hace una semana, el Expreso Suizo no la pasó bien en el Foro Itálico, porque se retiró lesionado en la pierna derecha antes de enfrentar al griego Stefanos Tstistipas por los cuartos de final. Pero el dueño de 20 torneos de Grand Slam ya está recuperado y ayer eligió al jugador formado en el Náutico Hacoaj para hacer su primera práctica. Y la magia, una vez más, estuvo presente.

La fantasía de Federer en la práctica con Schwartzman

00:13 <![CDATA[ .cls-1 { fill: #1ca3ff; } .cls-2 { fill: none; stroke: #fff; stroke-width: 1.2px; opacity: 0.96; } ]]> VideoFuente de la noticia (La Nacion)