La reconstrucción del rostro de una persona que sufrió un accidente, un problema congénito o un cáncer habilita su reinserción social porque es clave en la identidad, aseguró hoy a Télam el médico peruano, Rodrigo Salazar Gamarra.
Salazar Gamarra, quien participará como una de las figuras centrales de la Semana de la Impresión 3D que se realizará entre el miércoles 22 y el jueves 23 de mayo, organizada por el Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), dijo que el objetivo de su trabajo es "hacer el mayor uso posible de la tecnología al menor costo y con la mayor rapidez".
"Lo que nosotros desarrollamos es una metodología de trabajo. Lo que hicimos fue utilizar tecnologías que ya existían y combinarlas con el fin de poder generar prótesis accesibles", describió a Télam este cirujano dentista distinguido por la publicación MIT Technology Review como "Innovador Humanitario para América Latina 2018".
En diálogo telefónico desde Perú, Salazar Gamarra contó que la investigación que devino en la creación de estas prótesis accesibles comenzó en 2014 junto a un equipo de la Universidad Estatal Paulista (Unesp), en colaboración con la Universidad de Illinois en Chicago y el Centro Tecnológico de la Información Renato Archer de Brasil.
"Las prótesis existían pero eran muy costosas; lo que hicimos fue de a poco y tras muchas pruebas ir reemplazando por ejemplo un escáner de 60.000 dolares por la toma de imágenes con celulares; un software de 25.000 dólares anuales por uno de código abierto y gratuito; una impresora de hasta 400.000 dolares por unas de 700 a 3.000 dólares", explicó.
Fuente de la noticia (Telam)