El Senado de México aprobó anoche las leyes que regularán el funcionamiento de la Guardia Nacional, un cuerpo policial con el que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador busca atacar la ola de violencia en el país y que fue cuestionado por especialistas y organismos internacionales.
Los senadores avalaron los dictámenes que expiden las leyes de la Guardia Nacional, sobre el Uso de la Fuerza y sobre el Registro de Detenciones, y aprobaron modificaciones a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
Los cuatro dictámenes fueron aprobados sin votos en contra de los senadores y recibieron la abstención de Emilio Álvarez Icaza, que si bien fue elegido como candidato de la coalición formada por los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano, no forma parte de ninguna bancada.
De acuerdo con los dictámenes aprobados, que fueron remitidos a la Cámara de Diputados para su análisis y eventual ratificación, "la Guardia Nacional será una institución policial, civil, disciplinada, profesional" adscripta a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y cuyo objetivo será realizar la función de seguridad pública a cargo de la Federación.
Fuente de la noticia (Telam)