El gobierno chavista de Venezuela ajustó hoy nuevamente el cerco sobre la Asamblea Nacional (AN, parlamento), único de los cinco poderes públicos del país que no controla, al desplegar un operativo militar que impidió sesionar a los diputados, quitar los fueros a cinco legisladores y acusar penalmente a otros dos.
El motivo del operativo fue una supuesta amenaza de bomba, según informaron el diario El Universal y la televisora Globovisión, pero no hubo información oficial al respecto de parte del gobierno chavista y, en cambio, la AN denunció en su cuenta en Twitter la “toma militar” de su edificio.
El presidente de la AN y mandatario interino de la república, Juan Guaidó, afirmó que “intentan secuestrar el Poder Legislativo mientras el dictador (Nicolás Maduro) se atrinchera solo en un palacio en el que no debe estar, sospechando de todos a su alrededor”.
Fuente de la noticia (Telam)