China anunció aranceles a productos estadounidenses por 60.000 millones de dólares en respuesta a los derechos de importación impuestos recientemente por el presidente Donald Trump y a sus planes de gravar todas las exportaciones chinas, escalando la guerra comercial y provocando un desplome mundial de los mercados.
El Ministerio de Finanzas chino explicó en un comunicado que desde el 1 de junio se aplicarán aranceles de entre 5 y 25% a una amplia gama de bienes estadounidenses, incluyendo alimentos, químicos industriales, equipos electrónicos y maquinaria de precisión, que serán los productos que pagarán las tasas más altas.
El anuncio llegó luego de que la más reciente ronda de negociaciones comerciales entre las dos mayores economías del planeta terminara sin acuerdo el viernes pasado en Washington, y de que el gobierno de Trump elevara del 10 al 25% aranceles a importaciones chinas por 200.000 millones de dólares.
Fuente de la noticia (Telam)