El aumento de aranceles del 10% al 25% a la importación de determinados productos chinos por parte de los Estados Unidos, efectivizado este viernes, y el sostenimiento de un arancel del 25% por parte del gigante asiático a la compra de soja estadounidense, produjo una marcada baja en los precios del commodity y de sus derivados, tanto en el mercado internacional como en el local.
"Al principio se podría esperar que las limitaciones, en materia de tarifas, de China para comprar poroto de soja de los Estados Unidos podrían impactar positivamente en el precio de la soja de Argentina, pero la realidad ha determinado un escenario bajista para la oleaginosa a nivel global, a medida que el mundo iba acumulando inventarios no deseados del poroto", indicaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).
La cotización de la soja en el mercado de Chicago cerró la semana con su precio más bajo en el contrato de referencia de hace más de una década, al ubicarse en US$ 292,85 la tonelada, mientras que la harina lo hizo en US$ 313,2 y el aceite en US$ 584,2 la tonelada.
La baja en los precios del poroto, como también de sus derivados, "erosionó los márgenes de la industria molinera argentina, por lo que si bien el marco del conflicto comercial entre ambas naciones puede ofrecer la oportunidad de exportar más poroto de soja, ello se hace a expensas de la actividad industrial y las exportaciones de harina y aceite de soja".
Fuente de la noticia (Telam)