Una fábrica de aceites, grasas y margarinas de la localidad de Valentín Alsina, partido de Lanús, fue identificada como la causante del fuerte olor que se registró en la mañana del viernes en los barrios del centro y sur de la ciudad de Buenos Aires, aunque luego de una clausura preventiva y tres inspecciones se comprobó que no presentaba irregularidades en su funcionamiento.
En el operativo ambiental que coordinaron el municipio de Lanús, la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar) y el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) además se identificó a una curtiembre que estaba volcando efluentes tóxicos al Riachuelo por lo que en este caso sí fue clausurada.
El jefe de Gabinete del municipio de Lanús, Diego Kravetz, informó a Télam que “la cebadora Hebos S. A., ubicada en la calle Otamendi al 1200, fue la empresa de la que hoy emanó el olor que afectó a la ciudad de Buenos Aires y fue clausurada de manera preventiva, pero como se comprobó que no presentaba inconvenientes la medida fue levantada”.
Fuente de la noticia (Telam)