Las PC con la última versón del sistema operativo de la compañía estadounidense ya permiten remover la unidad USB sin necesidad de marcar la opción de extracción segura

Los dispositivos de almacenamiento USB se convirtieron en una herramienta de uso extendido entre los usuarios de computadoras personales con Windows y su uso estuvo siempre ligado con una recomendación: la extracción segura del hardware para evitar la pérdida de datos. Este paso adicional requería buscar el icono en la barra de herramientas y, luego de desconectar el pendrive, recién en ese momento se podía proceder a retirar el conector USB.

A partir de ahora, Microsoft confirmó que esto no será necesario y que los usuarios podrán retirar sin problemas el pendrive o la unidad de almacenamiento USB o Thunderbolt. Esto aplica para aquellas computadoras personales equipadas con la versión 1809 o posterior de Windows 10 que aplicarán la política de extracción rápida, de forma tal que la PC siempre está lista para que el usuario pueda desconectar el dispositivo de almacenamiento USB. Esta modalidad quedó configurada por defecto en las versiones más actualizadas de Windows 10.

Este método, que reemplaza a la modalidad Mejor rendimiento que sí requiere la extracción de modo , almacena en caché las operaciones de transferencia de archivos a la unidad USB. De esta forma, Windows 10 asegura la integridad de los dados y una mejor velocidad de transferencia.

La extracción rápida de unidades de almacenamiento USB está definida de forma predeterminada en Windows 10 después de la actualización de octubre pasado, y se puede revertir para aquellos que mantienen la costumbre de remover de forma segura el hardware y buscan tener la mejor performance del equipo.

Para elegir el modo Mejor rendimiento, los usuarios deberán seleccionar la opción Administración de discos sobre la unidad USB, luego seleccionar la unidad removible, ir a la opción Propiedades y desde pestaña Directivas hay que elegir Mejor rendimiento.

Fuente de la noticia (La Nacion)