Hace no mucho tiempo, Mica Viciconte aseguraba que convivir con su pareja, el futbolista Fabián "Poroto" Cubero , era algo impensado porque iba a ser un lío debido a "sus hijas y mi perra". Pero los meses transcurrieron, el vínculo se afianzó, y finalmente la pareja decidió compartir el techo. Y en una nota con la revista Pronto, la participante del Bailando por un sueño detalló cómo es su nueva cotidianeidad.

Viciconte, una mediática que entiende a la perfección los códigos de su rubro, no se guardó ningún secreto y contó que Allegra, Indiana y Sienna, las hijas de Poroto y de Nicole Neumann, "son eléctricas", y luego agregó: "Son nenas que están en crecimiento y quieren jugar todo el día. A veces jugamos a la casita robada cien veces y no se cansan, pero tampoco me da para decirles que no quiero jugar más".

La exparticipante de Combate también reveló que con las niñas tiene una excelente relación: "Hay amor y buena onda, los nenes no mienten. Yo no cumplo el rol de nadie. Salgo con Fabi que tiene tres hijas y por lo tanto tengo una relación (.). Es cierto que tenía mucho miedo de que no me aceptaran porque, encima, ellas son tres. Pero intenté no ponerme ninguna presión y tampoco caretearla. Jamás me haría la simpática de más, soy como soy".

Por último, la convivencia le permitió a Mica conocer en más medida a su pareja en el rol de padre, y sobre eso ella solo tuvo halagos "Fabi no tiene ningún defecto. Es súper presente y te juro que las ama y vive para ellas". Sin embargo, y de manera muy moderada, Mica arriesgó una ligera crítica: "Les da lo que quieren y muchas veces termina malcriándolas. Quizás le piden chocolates y les dice que no, pero a los cinco minutos se los compró".

Fuente de la noticia (La Nacion)