Violentos encontronazos entre policías y manifestantes se reportaron hoy durante una marcha del movimiento "chalecos amarillos" en las calles de la ciudad francesa de Toulouse, donde las fuerzas de seguridad dispararon granadas de gas lacrimógeno y concretaron un impreciso número de detenciones.
La agencia Europa Press informó que durante los disturbios ardieron dos vehículos, una camioneta y un remolque.
El movimiento "chaleco amarillos" quiso convertir a Toulouse, el sureste del país, en el nuevo epicentro de las protestas que desde hace meses se organizan en Francia para protestar contra las políticas del presidente Emmanuel Macron y exigir mejores condiciones de vida.
El alcalde de la ciudad, Jean-Claude Moudenc, expresó su preocupación antes de la marcha, que a poco de comenzar se vio afectada por una respuesta de la policía ante el lanzamiento de proyectiles por parte de los manifestantes.
Fuente de la noticia (Telam)