El movimiento insurgente Talibán anunció este jueves que retiró las garantías de seguridad al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) y les prohibió trabajar en Afganistán, una decisión significativa ya que la milicia controla al menos 51 de los 398 distritos del país donde viven más de tres millones de personas.

"La comisión militar (de los talibanes) tomó la decisión de prohibir las dos organizaciones en todo el país hasta nuevo aviso", informó el vocero talibán, Zabihullah Mujahid, en un comunicado, citado por la agencia de noticias EFE.
Además de los territorios que controla, los talibanes disputan la autoridad en otros 205 distritos, donde viven más de 14 millones de afganos. Según Mujahid, el grupo insurgente tomó esa decisión porque la Cruz Roja "fracasó casi por completo en cumplir con las promesas" que le había hecho y porque observaron "ciertas actividades sospechosas durante la campaña de vacunación" contra la polio de la OMS. Fuente de la noticia (Telam)