El papa Francisco dio este jueves un fuerte gesto de apoyo al proceso de pacificación en Sudán del Sur al recibir a los líderes de los dos grupos enfrentados en la nación, a quienes convocó a ser "artesanos de la paz, en un espíritu de fraternidad y solidaridad con cada miembro de nuestro pueblo", y, tras besarles los pies, reiteró su deseo de visitar el país africano si se estabiliza la situación política.
Francisco reunió durante dos días en un "retiro espiritual" a Salva Kiir Mayardit, Presidente de la República, y a cuatro de los cinco Vicepresidentes designados para el gobierno de unidad nacional que debe comenzar en mayo: Riek Machar Teny Dhurgon, James Wani Igga, Taban Deng Gai y Rebecca Nyandeng De Mabior.
"Aquí no se trata de una habitual y común reunión bilateral o diplomática entre el Papa y los Jefes de Estado; tampoco de una iniciativa ecuménica entre los representantes de las diferentes comunidades cristianas: se trata de un retiro espiritual" subrayó el pontífice ante las autoridades del país africano, que luego hicieron un compromiso conjunto por la paz.
Sudán del Sur, designado "el país más joven de mundo" tras su independencia en 2011, se encuentra atravesado una guerra civil desde diciembre de 2013, cuando una disputa entre Kiir y su despedido vicepresidente Machar desató el conflicto político. Fuente de la noticia (Telam)