Los Frac se crearon en 1982 con la intención de descentralizar la cultura del país en 23 regiones y con misión de reunir colecciones públicas de arte contemporáneo, apoyar a los artistas jóvenes y difundir el arte a nuevos públicos.
A diferencia de los museos, no se identifican con un único lugar de exposición, por lo que es válido pensarlos como patrimonios nómades, con obras de 5700 artistas, la mitad de Francia y la otra mitad extranjeros.
"Formamos un gran ecosistema que apoya al arte y a la creación artística. En esencia, los 23 Frac tenemos los mismos objetivos pero luego cada región tiene su especificidad política, geográfica, social, entonces cada uno se apoya en esa realidad regional, conoce su territorio y desarrolla medidas para irradiar hacia esa región", explicó en una entrevista con Télam la francesa Emmanuelle Hamon, del museo Les Abattoirs de Toulouse y responsable de las exposiciones en la región Occitania.
Fuente de la noticia (Telam)