El momento soñado por Brenda Carabajal, con el cinturón de campeona del mundo de la categoría pluma Fuente: AP

En la noche del sábado, las mujeres dominaron el panorama. Las victorias mundialistas de la jujeña Brenda Carabajal y la estadounidense Claressa Shields, en Atlantic City, relegaron la retención del campeón del momento: el mexicano Jaime Munguía.

No resultaría justo profundizar sobre los rendimientos individuales de los campeones y las campeonas que pelearon en distintos rings del mundo para consagrar a la "estrella" del fin de semana por una cuestión de lucimientos o de brillo individual.

#BoxeoEnTyCSports [R][R][R][R][R][R] ¡El histórico momento de la coronación de Brenda Carabajal como nueva campeona mundial pluma de la FIB en EE.UU.! [R][R][R][R][R][R] Siempre en @BoxeoDePrimera en TyC Sports y TyC Sports Play pic.twitter.com/XQD4ipmr5i&- TyC Sports Play (@TyCSportsPlay) 14 de abril de 2019

Sin embargo, la suma de aptitudes y las espectaculares actuaciones mundialistas de dos pugilistas, Brenda Carabajal y Claressa Shields, en un escenario tradicional como Atlantic City, impactaron en el consumo informativo y en sus ecos posteriores mucho más que la dubitativa actuación del mexicano Jaime Munguia, el campeón de moda, en su retención de la corona mediano junior (OMB).

La conclusión introductoria indica que dos mujeres que no estaban en los planes de nadie paralizaron el efecto del gran tema del momento ¿Qué tan bueno es Jaime Munguía como para acercarlo a "Canelo" Alvarez o Gennady Golovkin?

La derecha de Carabajal ya impactó en el rostro de la rusa Gradivar
La derecha de Carabajal ya impactó en el rostro de la rusa Gradivar Fuente: AP

Brenda Carabajal, una morena de San Salvador de Jujuy de 28 años, con pasado de modelo de pasarela regional, en donde su trenza quechua en su cabello azabache y su mirada fatal se convertían en atributos cautivantes, consiguió el título mundial pluma (FIB) – vacante- al vencer en modo inobjetable y fallo unánime a la rusa Elena Gradivar y se coronó en su cuarto intento oficial, luego de tres fracasos anteriores que no aventuraban gran proyección en la deportista norteña.Sin embargo, hizo lo que tenía que hacer ante una oponente limitada y abrió un nuevo horizonte en su vida y en su campaña de 16 triunfos, 4 derrotas y un empate. Su victoria gestada en el viejo y célebre Boardwalk Hall de Altantic City, New Jersey, evocó aquellas veladas organizadas -allí- por Donald Trump, quién promovió las grandes noches de Mike Tyson a fines de los 80.

Brenda se convirtió en un soporte interesante de la encumbrada norteamericana Claressa Shields, bicampeona olímpica en Londres 2012 y Río 2016, que adosó el reconocimiento absoluto de la corona de los medianos (CMB-OMB-FIB-OMB) al vencer a la gran figura del boxeo europeo, Christina Hammer, una kazaka nacionalizada alemana, en un gran combate . Cambiante en el primer ciclo y con la imposición de su estilo de ataque y agresivo en la parte final.

#BoxeoEnTyCSports [R][R][R][R][R][R] El gran cierre de pelea de la Pumita Carabajal en su noche soñada en Atlantic City para llevarse la corona mundial pluma FIB [R][R][R][R][R][R] pic.twitter.com/Ch92gydJRx&- TyC Sports Play (@TyCSportsPlay) 14 de abril de 2019

Shields, de 24 años, superó una infancia desgraciada en la ciudad de Flint, en las cercanías de Detroit. Sus padres estuvieron presos cuando ella tenía nueve años, y ante el desorden general, estuvo vinculada a delitos, abusos y violaciones. Sufrió desprecios y burlas por las características de su cuerpo, de brazos cortos en un físico grande. La apodaron "T-Rex", como a los célebres dinosaurios. Ello dio lugar al título del film que la llevó al cine, fundamentando sus avatares y su superación.

Motivada por Laila Alí, hija del inolvidable Muhammad Alí, se incorporó a este deporte y no dejó de ganar hasta hoy. Con un récord de 9 victorias consecutivas nadie puede predecir, ya mismo, su futuro. Sobre todo por el peso en el que combate: 72,574 kilos, una categoría en donde no asoman grandes rivales.

#BoxeoEnTyCSports La estadounidense Claressa Shields y la alemana Christina Hammer con 4 títulos mundiales en juego en @BoxeoDePrimeraHacé click acá: https://t.co/MJsKV51qHw pic.twitter.com/aW7kAczGxt&- TyC Sports Play (@TyCSportsPlay) 14 de abril de 2019

Jaime Munguía quedó relegado en todo. En este comentario y en sus propios méritos. Le costó retener su corona por puntos ante el irlandés Dennis Hogan, un peleador de 34 años, fuerte, guapo y sin luces, que lo puso en apuros en los últimos rounds. Su boxeo tiene plasticidad y potencia, ofrece permanentemente pelea y espectáculo pero su defensa luce cada vez peor. Mas allá de sus 22 años y de sus 33 victorias consecutivas.

Su lanzamiento hacia los medianos como potencial amenaza , en un plazo prudente, de "Canelo" Álvarez o Golovkin relegó acciones después de este match. Inesperadamente. Su riqueza técnica no agregó mayores cualidades desde que se consagró ante Sadam Alí, el año último, y ello es preocupante. Todo las expectativas impuestas ,en la semana previa a este match, quedaron sepultadas apenas sonó la campana final. Las primeras planas estaban preparadas para el noqueador de Tijuana. Sin embargo, con toda justicia, se la llevaron dos mujeres: Brenda, de Jujuy, y Claressa, de Michigan.

Fuente de la noticia (La Nacion)