La decisión de la compañía aérea afectará a 115 vuelos diarios y el presidente de American Robert Isom destacó a sus empleados que esperan que la flota de los Boeing 737 Max "sea certificada nuevamente antes del 19 de agosto ", pero prefirieron ser prudentes, indicó EFE.
"Extendiendo nuestras cancelaciones en verano, podemos planear más fiablemente la temporada alta de viajes y ofrecer seguridad a nuestros clientes y empleados", dijeron los ejecutivos de American.
Agregaron que "una una vez el Max esté recertificado, la aerolínea lo utilizará como repuesto para complementar sus operaciones cuando sea necesario".
American anunció hace una semana que cancelaría sus vuelos hasta el 5 de junio, pero ahora ha aplazado esa fecha y ha aumentado el número de vuelos diarios afectados a 115, que no obstante representan un 1,5 % del total diario, indica un comunicado de la empresa.
Fuente de la noticia (Telam)