Luego de la apertura de sesiones legislativas bonaerenses que encabezó la gobernadora Vidal este viernes, la diputada Rocío Giaccone expresó: “Pudimos ver una vez más que el marketing y la oratoria de la gobernadora Vidal es inversamente proporcional a la calidad de su gestión”.

“Durante el 2018 la Provincia creció por debajo de la inflación, al igual que lo hicieron los salarios de todos los bonaerenses. ¿Por qué entonces Vidal nos habla de “crecimiento” y “futuro” cuando en realidad lo que nos está dejando es una provincia endeudada en más de un 70% en moneda extranjera?”, se preguntó la legisladora juninense.

Y agregó que “al escucharla decir ‘no se oculta la verdad’, es imposible no recordar que siendo ella la presidenta del PRO en la Provincia de Buenos Aires, aún no dio explicaciones sobre el escándalo de los fondos con los cuales financió la campaña de 2017”

Más tarde, Giaccone se refirió a la “transparencia institucional” de la que habló la gobernadora: “Todavía espero respuesta de alguna de las 38 solicitudes de informe que envié al Gobierno Provincial el año pasado”

“Mientras Vidal cuenta el cuento de la provincia feliz, no se hace cargo de una pobreza que crece mes a mes a tal punto que hoy las personas en situación de pobreza en el Gran Buenos Aires (medida por el INDEC) son más de 4.172.000. Mientras dice que se ocupará de la salud, en estos 3 años maquilló las obras en los hospitales y los bonaerenses padecen cotidianamente la realidad del sistema público en la Provincia”, siguió la diputada.

En otra parte del discurso, Vidal hizo referencia a un “esfuerzo educativo”. Giaccone hizo alusión a esta frase: “No vemos donde está el esfuerzo. Según CIPPEC en la Provincia hubo una caída del 12% en la inversión en esta área durante los años 2016 y 2017. De tal magnitud fue el ajuste que hasta el día de hoy, vemos cómo se desfinanció el presupuesto educativo en las aulas y los pérdida del salario docentes”.

Por último, Giaccone afirmó: “La Provincia necesita gobernantes en serio. Basta de campaña, hay que comenzar a gestionar. Es muy lindo enumerar todo lo que “se podría” hacer, pero es mucho mejor hacerlo realidad. Los bonaerenses no vivimos de relatos”