Respaldan la investigación sobre las coimas en las obras del tren Sarmiento

La Cámara Federal rechazó planteos de De Vido y de las constructoras Iecsa y Odebrecht, que pidieron la nulidad de los documentos acumulados en Brasil Fuente: LA NACION

La Cámara Federal porteña rechazó hoy los planteos de las defensas del exministro Julio de Vido y exejecutivos de las constructoras Iecsa y Odebrecht , quienes pidieron la nulidad de las confesiones y documentos acumulados en Brasil y que LA NACION reveló en la Argentina durante los últimos años.

Los camaristas Martín Irurzun y Leopoldo Bruglia concluyeron que los planteos de las defensas en la causa sobre el presunto pago de sobornos en el proyecto para soterrar el tren Sarmiento resultan prematuros y superfluos. Por un lado, porque ciertas evidencias continúan en Brasil; por el otro, porque las acusaciones lograron verificarse con pruebas independientes y recabadas en la Argentina.

De este modo, la Cámara Federal dio un nuevo respaldo a la investigación, al tiempo que subrayó la necesidad de acceder al material que yace en Brasil desde el 1 de junio de 2017, sin que lo requiera el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi.

"No es ocioso remarcar que está pendiente -desde el año pasado- una definición por parte del juez [Martínez de Giorgi] de su posición con relación al convenio entre Brasil y Argentina", indicaron los camaristas, "donde se propone fijar las condiciones para el acceso a evidencias e información del proceso seguido en aquel país".

El acceso al material disponible en Brasil es el eje que concentra el debate entre las defensas, el fiscal, Franco Picardi, y algunos querellantes, como el procurador de Investigaciones Administrativas, Sergio Rodríguez, y la Oficina Anticorrupción (OA), quienes buscan acceder a esas evidencias.

En ese contexto, LA NACION obtuvo parte de la documentación que duerme en Brasil y comenzó a publicarlo durante los últimos años. Entre otras evidencias, las confesiones del número uno del holding, Marcelo Odebrecht; de su vicepresidente para América Latina, Luiz Antonio Mameri; y de otros ex ejecutivos devenidos "delatores premiados", como Marcio Faria.

LA NACION también accedió a copias de correos electrónicos, registros bancarios y documentación interna de Odebrecht, material que corroboró con información sobre sociedades offshore y operaciones descubiertas en distintos paraísos fiscales. De ese modo, LA NACION reveló cómo se habría desarrollado la operatoria delictiva y los roles preponderantes de Manuel Vázquez, testaferro del entonces secretario de Transporte, Ricardo Jaime; de la ex mano derecha de Angelo Calcaterra en la constructora Iecsa, Javier Sánchez Caballero, y del lobista Jorge "Corcho" Rodríguez.

Tras las primeras publicaciones, el juez Martínez de Giorgi citó a LA NACION, que aportó copias de ese material al expediente, lo que derivó en varios planteos defensivos. Entre otros, de los abogados de De Vido, de Mameri y de Sánchez Caballero.

Para la Cámara, no obstante, incluso si se decretara la nulidad "hasta como indicio" de los documentos aportados, esa decisión no afectaría el proceso dados los restantes elementos acumulados en el expediente.

La resolución de Irurzun y Bruglia, sin embargo, también resulta la segunda exhortación en apenas cuatro días al juez Martínez de Giorgi para avance con la investigación. El jueves pasado y como presidente de la Cámara, Irurzun lo urgió a que defina la situación procesal de los casos y eleve el expediente a juicio oral.

Fuente de la noticia (La Nacion)