Real Madrid viaja al pasado: vuelve Zidane y le ofrece a Solari el filial o la cantera

Solari tuvo una abrupta despedida Fuente: AFP – Crédito: Javier Soriano

Real Madrid quiere retroceder el reloj, volver al pasado que lo hizo sentir tan pleno y feliz, borrar este presente perturbador e inestable. Por eso lo fue a buscar y contrató a Zinedine Zidane , el director técnico que en dos años y medio, hasta mayo de 2018, obtuvo nueve títulos, incluidas las últimas tres Champions League, y despidió a Santiago Solari , con la propuesta para que permanezca en el club, en una función que todavía no fue especificada ni se sabe si el argentino va a aceptar.

Conocedor de todos los pliegues de Real Madrid, primero como futbolista-escudero en la época de los Galácticos y luego como entrenador de las categorías Cadetes, Juvenil y el filial (Castilla), Solari solo sobrevivió 133 días a la experiencia vertiginosa de dirigir al primer equipo en un momento de desgaste. Como le ocurrió a Julen Lopetegui, el Indiecito no pudo hacerse cargo del legado de Zizou ni compensar colectivamente la voracidad ofensiva que Cristiano Ronaldo se llevó a Juventus (450 goles en 438 partidos a lo largo de nueve años).

Solari tomó un hierro caliente y salió ampollado. Convocado para hacer de bombero, se inmoló porque se considera un hombre del club, al servicio de las necesidades, como lo era dirigir al Castilla, o de las emergencias, como lo fue asumir de un día para el otro en un plantel que a fines de octubre ya barruntaba que todo podía ir tan mal como lo demuestran los hechos.

El argentino estaba muy cómodo y disfrutaba del cargo en el Castilla. Tenía el control de su carrera de entrenador al no estar expuesto a las presiones y urgencias que lo atraparon desde fin de octubre. Su ambición no le pedía un salto tan repentino del filial al principal equipo, pero tampoco podía desechar el plan de contingencia que le presentó el presidente Florentino Pérez, que tras echar a Lopetegui no se mostró convencido de ir por Antonio Conte, el único entrenador de cartel que en ese momento estaba libre en el mercado.

Zidane explica por qué regresa al Real Madrid pic.twitter.com/eJYs0qp3wA&- MARCA (@marca) March 11, 2019

Leal a Florentino, Solari aceptó, y con la misma fidelidad no puso una piedra ni dijo una palabra pública sobre la decisión de la máxima autoridad de apartarlo del puesto, sentencia que cayó luego de que tres derrotas (dos ante Barcelona y una contra Ajax) en seis días dejaron a Real Madrid afuera de la Champions League y la Copa del Rey, y relegado en la lucha por el título de LaLiga. Ni siquiera el 4-1 del domingo ante Valladolid, goleada bastante engañosa por lo mucho que sufrió en el primer tiemo, le alcanzó a Solari para prolongar su agonía hasta el final de la temporada.

Su conferencia de prensa antes del debut, frente a Melilla por la Copa del Rey, quedó en el recuerdo por su respuesta a la pregunta sobre el planteo de juego: "La idea es ir y jugar con dos cojones". Entre Liga, Champions y Copa del Rey, Solari ganó los primeros cuatro partidos y cambió su condición inicial de director técnico provisional por un contrato hasta 2021 que quedó largamente inconcluso.

Real Madrid eligió un exitoso pasado reciente: Zidane
Real Madrid eligió un exitoso pasado reciente: Zidane Fuente: AFP – Crédito: Genya Savilovi

Hacía mucho tiempo que Real Madrid no se veía en marzo sin posibilidades de levantar un trofeo. Los números de Solari no ayudaron a mantener las expectativas hasta el final de la temporada. Su gestión en 31 partidos tiene 21 triunfos, ocho derrotas y dos empates, con 67 goles a favor y 36 recibidos. Los archivos lo mostrarán como el DT con peor estadística de local en la historia, al sufrir el 43 por ciento de las caídas en el Santiago Bernabeú. Ahí se consumó la semana fatídica con las dos derrotas ante Barcelona y una con Ajax. Un descalabro del que hubo un anticipo cuando en diciembre sufrió ante su público un 0-3 ante el limitado CSKA Moscú. Ese último mes de 2018 trajo el único festejo, con la obtención del Mundial de Clubes con éxitos sobre Kashima Antlers y Al Ain, el verdugo de River en las semifinales. A diferencia de lo que ocurre con los equipos argentinos, que ven en el Mundial de Clubes una misión gloriosa, los representantes europeos, y más Real Madrid, lo valoran como un paraguas que apenas puede soportar tormentas futuras, como lo comprobó Solari desde el momento en que la temporada entró en la recta final. Tanto es así que en el balance a Solari se le anota un 3-1 al Atlético de Madrid por LaLiga como la victoria más trascendente.

[R] Vinicius y Reguilón han publicado mensajes de agradecimiento para Solari pic.twitter.com/P4qC0SjZPo&- AS (@diarioas) March 11, 2019

Escuálido en los números, el trabajo de Solari dejó su sello en la promoción de algunos juveniles y la exclusión que le impuso a apellidos de peso, como Marcelo (segundo capitán), Bale e Isco. Su relación y llegada al plantel se fueron enfriando a medida que varios futbolistas de trayectoria interpretaron que muchas de sus medidas eran más para complacer a Florentino que el fruto de su voluntad o iniciativa.

Los futbolistas que lo despidieron afectuosamente fueron los dos juveniles a los que respaldó con continuidad: el lateral izquierdo Reguilón y el delantero brasileño Vinicius, a quien ya había dirigido en el Castilla. Mientras ellos dos sumaban minutos en el campo, Marcelo -Solari veía que el brasileño se entrenaba displicentemente y nunca alcanzaba un buen estado físico- y Bale los consumían sentados en el banco.

Vinicius escribió sobre Solari en las redes sociales: "Gracias por todo míster, por ayudarme desde mi llegada, por la confianza y las oportunidades. Dios lo bendiga siempre y le dé lo que se merece en su vida". El mensaje de Reguilón fue en el mismo sentido: "Eternamente agradecido al entrenador que confió en mí para jugar en el primer equipo de Real Madrid". Así como estos dos jugadores sienten que se les fue un técnico protector, Isco respira con alivio porque ya no está el conductor que le inició un expediente disciplinario por no participar en la charla previa al partido con Ajax.

Si bien intentó darle progresiva cabida al volante Marcos Llorente, Solari nunca terminó de desmontar a la afamada línea media que integran Modric, Casemiro y Kroos, cuyo bajo nivel despertaba muchos murmullos en el Bernabéu.

Después de varios días en la línea de fuego, Solari seguramente se tomará un descanso para meditar si vale la pena volver al Castilla o ser el director general de la cantera. O si esta experiencia fue lo suficientemente traumática como para asumir que la vida sigue sin Real Madrid.

Fuente de la noticia (La Nacion)

Comentarios