La Justicia tucumana dictó prisión preventiva por un año para el hombre acusado de haber violado a la niña de 11 años que quedó embarazada y a la que le practicaron una cesárea a pesar de que ella había pedido tener acceso a la interrupción legal (ILE), informaron fuentes judiciales.
"Se ordenó prisión preventiva por un año al acusado de abusar sexualmente a la niña", informó una fuente consultada por Télam y explicó que no puede dar más datos porque "la causa se encuentra bajo secreto de sumario desde el 6 de marzo".
El acusado (su identidad se mantiene reservada) era la pareja de la abuela de la nena abusada y fue detenido por orden de la fiscal María del Carmen Reuter, a cargo de la Fiscalía Especializada en Delitos Contra la Integridad Sexual.
Fuente de la noticia (Telam)