La crisis que atraviesa Cambiemos

Editorial Caros Pagni – La crisis de Cambiemos

27:46 <![CDATA[ .cls-1 { fill: #1ca3ff; } .cls-2 { fill: none; stroke: #fff; stroke-width: 1.2px; opacity: 0.96; } ]]> Video

Escuchá la columna en formato podcast

A continuación, sus principales conceptos:

  • ¿Porqué interesaba tanto la elección de Neuquén? Porque es la provincia donde está radicada Vaca Muerta, un gran yacimiento de hidrocarburos no convencionales. Neuquén ha emitido mucha deuda que está en manos del mercado a raíz de Vaca Muerta. Por eso era importante qué iba a pasar con la gobernación de Neuquén para quienes tienen intereses petroleros, económicos o financieros radicados en esa provincia.
  • Esa importancia podía dar lugar a un mal entendido: que si ganaba el peronista Ramón Rioseco -ligado al kirchnerismo- se viera en el mercado ese eventual triunfo como un adelanto de lo que podía ser un triunfo nacional de Cristina Kirchner, lo que hubiera impactado en el dólar y en los bonos, es decir, en el riesgo soberano de la Argentina.
  • Eso no pasó. Ganó Omar Gutiérrez, del Movimiento Popular Neuquino (MPN). Fue una elección que, como casi todas las elecciones provinciales, estuvo despegada de la elección nacional y tuvo una lógica local. No se podía nacionalizar un eventual triunfo de Rioseco a favor de Cristina, menos se podía nacionalizar un triunfo de Gutiérrez a favor de Macri; más allá de que Macri sonría por el triunfo de Gutiérrez que le garantiza normalidad con Vaca Muerta.
  • Sonríen también el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , y su secretario de Energía , Gustavo Lopetegui , que en este momento están en Houston hablando de energía ante una convención de argentinos. Aunque la elección haya sido local, tiene dos significados que sí hablan de la trama nacional del poder y de los negocios.
  • El primero es que, por primera vez en su historia, el MPN pierde la mayoría en la legislatura de Neuquén. Va a ser difícil componer una mayoría entre el MPN y los representantes de Cambiemos. Esto quiere decir que los contratos petroleros en Neuquén van a ser más discutidos. Las inversiones de Vaca Muerta van a tener que pasar por exámenes más complejos, porque hasta ahora lo que decidía el gobernador en esta materia pasaba como por una escribanía, pero ahora será todo más ríspido.
  • El segundo dato, que sí se puede nacionalizar, es el resultado del radicalismo. Salió muy mal el candidato Horacio "Pechi" Quiroga, intendente de la ciudad de Neuquén. Los radicales creen que Macri prefería el triunfo de Gutiérrez al triunfo del propio candidato. Cambiemos está atravesando problemas en muchos distritos y eso amenaza su composición a nivel nacional. El dato aquí es la tensión entre el gobierno nacional y el radicalismo. Porque lo que pasó en Neuquén se puede estar reflejando también en Córdoba, donde se acaba de romper Cambiemos. Córdoba es Macrilandia, donde mejor le fue a Macri en su historia de dirigente nacional.
  • Allí la disputa se da entre el presidente del interbloque oficialista en Diputados, Mario Negri , y el intendente de Córdoba, Ramón Mestre. Negri está muy bien en las encuestas y tiene el respaldo del gobierno nacional y de Elisa Carrió , cuyo principal criterio en la vida interna de Cambiemos es ejercer alguna tensión siempre con el radicalismo. Se dice que Carrió habría gestionado la ayuda material del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para Negri. La UCR irá con Mestre como candidato a gobernador y Negri, junto con Luis Juez y la Coalición Cívica, con otra candidatura. Cambiemos irá entonces con dos candidaturas distintas.
  • Hoy hubo una reunión de la Unión Industrial de Córdoba donde recibieron al actual gobernador, Juan Schiaretti, casi como un gobernador ya reelecto porque al dividirse la oposición tendría ya despejado el panorama. Esto activa un problema estructural de Cambiemos. El Pro, el partido de Macri, y éste como dirigente nacional, emerge a la vida pública en 2002, a partir del agujero negro que deja el radicalismo en la representación de los sectores medios. Irrumpe como dirigente político en el clima de la caída del gobierno de De la Rúa y cuando Leopoldo Moreau saca el 2% de los votos como candidato del radicalismo en 2003. En esa debacle del radicalismo se recorta la figura de Macri como dirigente nacional.
  • Por lo tanto podríamos pensar que el negocio estratégico del Pro es quedarse con el mercado electoral del radicalismo. Los radicales lo saben y al mismo tiempo usan a Macri con la lógica de que tienen el poder nacional y dicen: "Ganemos seis, siete provincias, apoyemos a Macri para 2019 pero tengamos un candidato propio nacional en 2023".
  • Probablemente en la cabeza de Macri Schiaretti es una solución frente a un triunfo de Mestre y una solución frente a un triunfo de Negri. ¿Macri desiste de intervenir porque en el fondo le gusta más gobernar con un candidato peronista, al que conoce de antes? Cuando los Macri tenían Sevel y fabricaban autos Schiaretti era el secretario de Industria de Domingo Cavallo. Schiaretti viene de la industria automotriz porque se exilió en Brasil y trabajó en Fiat, empresa que luego en la Argentina va a ser de los Macri. Hay un entramado profundo entre Schiaretti y los Macri.
  • Lo mismo se puede pensar de Neuquén. Es posbile que Macri diga: "Me conviene más alguien conocido como Gutiérrez, aunque no sea brillante, con el que ya pague la reducción de costos laborales y costos en general de Vaca Muerta, que un radical que quizás pueda traerme problemas". La pregunta es si Macri se ha propuesto crear un partido nuevo en la Argentina o solamente tiene un proyecto biográfico que es ser él presidente con el mejor instrumental al servicio de su presidencia.
  • Hay que recordar que en 2015 en la convención de Gualeguaychú el radicalismo decidió ir en una alianza con el Pro. De aquí a mediados de abril deberá volverse a reunir la convención radical. Y ahora con un dato importante e incierto que es la presencia en la escena electoral de Roberto Lavagna . Para muchos radicales, como Ricardo Alfonsín , es mucho más comprensible el discurso y las ideas de Lavagna que las de Macri. Entre otras cosas porque fue secretario de Industria y de Comercio de Raúl Alfonsín y porque fue candidato radical en 2007 contra Cristina y Carrió en una formula compuesta con el actual gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, como vice.
  • Los radicales le van a pedir al Pro o una interna o una vicepresidencia. No le pueden hacer ganar la elección a Macri pero se la pueden hacer perder. La variable que controla esta mesa de póker es la marcha de la economía. Cuando el dólar sube cae Macri, cuando el peso se estabiliza Macri se recupera. Su figura tiene una elasticidad que no tiene Cristina. El dólar está ligado a la inflación.
  • ¿Cuál es el problema del Gobierno frente a esto? La política cambiaria que le permitió al Gobierno el Fondo Monetario Internacional , y dentro del FMI, una figura central que se llama David Lipton, que es el representante de Estados Unidos. La política cambiaria no es la mejor para la volatilidad del tipo de cambio. La banda es muy ancha y el Gobierno no puede intervenir porque tiene las manos atadas por el FMI. Lo único que le queda es subir la tasa que no solo no contiene al dólar sino que agrega recesión.
  • Es probable que después de Houston Dujovne se encuentre con Lipton y vuelva a discutir este problema con él, que no solo considera que no hay que achicar la banda sino que cree en la libre flotación, sin bandas. Esta discusión es crucial para Macri porque hoy la campaña electoral, la suerte electoral de Cambiemos, la adhesión de los radicales y una figura que pueda llevarse votos del Gobierno depende centralmente del dólar. El dueño de la campaña electoral se llama David Lipton.

LN+, ahora también en Cablevisión (19 analógico y digital, 618 HD y Flow), Telered, DirecTV, TDA, Telecentro Digital, Antina y Supercanal

Fuente de la noticia (La Nacion)

Comentarios