Cinco ciudades patagónicas superaron los récords históricos de temperatura durante el verano -con más de 35 grados-, aunque las intensas lluvias en el centro del país sumados a los picos de frío en la región central y el norte hicieron que en toda la Argentina la estación mas calurosa del año se cierre con "condiciones normales", según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
Las marcas térmicas que superaron los récords históricos desde que se tienen registros en el organismo oficial fueron todos en ciudades patagónicas y durante el mes de febrero: la ciudad de Río Grande, en Tierra del Fuego y Perito Moreno en Santa Cruz, registraron una jornada agobiante el 4 de febrero con un termómetro que alcanzó los 30,8 y 38,2 grados respectivamente. Un día después, en Río Gallegos la temperatura alcanzó los 35,8 grados convirtiéndose en el valor más alto de temperatura absoluta en la provincia, récord que también superaron el 15 de ese mismo mes, las ciudades de Bariloche (con 35,4) y Esquel, en Chubut con (35,6).
El organismo, precisó además que hasta el momento y a cinco días de que el verano llegue a su fin, la temperatura más baja de este período se registró en Río Grande, Tierra del Fuego y fue de -4.0°C el 25 de febrero, en tanto la más alta en todo el país y durante toda la estación la sufrió Tinogasta en Catamarca el 13 de diciembre, cuando el termómetro marcó 43,5 grados.
Fuente de la noticia (Telam)