Probamos Crackdown 3, título para Xbox One y Windows 10 que ofrece total libertad de acción y una experiencia multijugador en la que es posible interactuar con todo el ambiente virtual

Franco Rivero SEGUIR

En un futuro distópico, nos encontramos sobrevolando con nuestra nave insignia la ciudad, acompañados de un grupo de soldados de la resistencia. Y es que la Tierra se encuentra dominada por la organización Terranova, que ha tomado el control de todo lo que existe. Desde la milicia hasta las estaciones de energía y el transporte, todo se desarrolla bajo el paraguas de esta organización. Nuestro deber es combatir contra tal fuerza para devolver la libertad al pueblo.

Luego de configurar la apariencia de nuestro personaje, tocamos tierra para recorrer un nivel que también sirve de tutorial y familiarizarnos con los controles.

Durante esta primera misión, habrá que desactivar dos plantas de energía. Para ello podremos valernos de algunas armas simples como ametralladoras y pistolas, pero eso es solo el principio.

Con exoesqueleto es más fácil

Nuestra recién comenzada aventura en tercera persona tendrá un adicional. Nuestro soldado cuenta con un traje especial que brinda algunas características sobrehumanas. Se lo podrá mejorar a medida que avanzamos en la aventura y consigamos algunos potenciadores. Con él podremos realizar saltos dobles, mejorar el combate cuerpo a cuerpo y además nos informará, mediante luces indicadoras ubicadas en la espalda, la salud de nuestro soldado.

La potencia de fuego disponible irá incrementándose a medida que avancemos en el juego. Dispondremos desde cañones de energía hasta pistolas de rayos, pasando por algunas armas más convencionales como las nombradas anteriormente.

Una vez superado el tutorial, nos sumergimos en una campaña con total libertad de acción. Si el juego GTA se desarrollara en el futuro, seguramente sería muy similar a Crackdown 3.

Podemos valernos del mapa e ir de acá para allá paseándonos por las calles observando el transitar de la gente. Pero atención: si somos detectados no nos quedará otra opción que combatir y tratar de repeler a las fuerzas enemigas.

Mucho neón y algo de cómic en los escenarios y personajes, y unas 15 horas de acción frenética
Mucho neón y algo de cómic en los escenarios y personajes, y unas 15 horas de acción frenética

También podremos manejar vehículos, ya sea consiguiendo algunos exclusivos para las misiones, o arrebatándoselos a los conductores que plácidamente se pasean por la ciudad. Un encanto, digamos.

En el mapa observaremos las misiones por realizar, que podremos elegir con total libertad y en forma alternada; hay de todo, desde rescatar prisioneros hasta destruir refinerías y equipamiento enemigo o liberar estaciones del monorriel tomadas por la facción rival.

Crackdown 3 propone dos modos de juegos en un solo título. De hecho tendremos dos accesos directos en el apartado de juegos de la Xbox One, uno para la campaña y otro llamado Wrecking Zone (que requiere Xbox Live), que es multijugador. Lo interesante en este modo es que, además de poder combatir con personas de todo el mundo, podremos interactuar con todo el escenario: desde destruir puentes, semáforos y bancos hasta edificios enteros. Interesante fue una manera de decir.

Disponibilidad

Sin gran despliegue gráfico, Crackdown 3 cumple. Durante nuestra aventura disfrutaremos de una estética que combina luces de neón y colores brillantes por doquier, tal es así que parece que los desarrolladores estuvieron muy influidos por Tron Legacy (la película de Disney de 2010).

El juego, además, posee un diseño de personajes y ambiente en general que recuerda al famoso juego Fortnite. Esta combinación resulta una extraña, pero agradable sorpresa para los que nos gustan los títulos que desde lo técnico ofrecen experiencias originales.

Es un título recomendable para los amantes de la ciencia ficción que quieran pasar unas 15 horas en una aventura futurista, frenética y con libertad de acción.

El juego ya se encuentra disponible en Xbox One y Windows 10, y se puede descargar sin costo si se cuenta con el servicio Game Pass de Microsoft.

Por: Franco RiveroFuente de la noticia (La Nacion)