Carrió: "Ramos Padilla va a tener que ir preso porque participó de una operación para entorpecer la Justicia"

Fuente: Archivo

En medio del reciente triunfo del Movimiento Popular Neuquino (MPN) y la ruptura de Cambiemos en Córdoba, la diputada Elisa Carrió respaldó a Mario Negri . De cara a octubre, Carrió apoyó nuevamente a Mauricio Macri , aunque desestimó cualquier cargo político. "No hay ninguna posibilidad de que acepte una candidatura para la elección del año que viene, pero voy a ir por todo el país en representación del Presidente. Yo acompaño a las personas en la debilidad", sostuvo la líder de la Coalición Cívica, en el programa periodístico Desde el Llano.

"Creo que podemos disputar la gobernación, él es el que mejor mide. Negri no es Córdoba, es la construcción de una república en la Argentina", dijo Carrió y se mostró distanciada de los radicales de la vieja coordinadora, quienes apoyan a Mestre. La diputada los acusó de querer ganar Córdoba para dominar el partido radical con el objetivo de "chantajear al Presidente" para pedirle "cuantas bancas sean necesarias".

Al ser consultada por los cuadernos de las coimas y la causa contra el fiscal Stornelli , la líder de la Coalición Cívica desestimó cualquier intento de operación. "No van a poder avanzar con la denuncia contra Stornelli. Les salió mal, por eso no fueron contra Bonadio", señaló Carrió y apuntó contra "los grupos kirchneristas de la Side que están operando para que no avancen las causas".

Carrió sostuvo que Ramos Padilla formó parte de una operación para obstruir la Justicia y que ahora deberá ir preso. En cuanto a los cuadernos, la diputada aclaró que con la declaración de Manzanares ya se puede elevar la causa a juicio y que está claramente demostrada la asociación ilícita, así como también la participación de Cristina Kirchner como "jefa".

En ese sentido, la diputada resaltó que "corresponde el desafuero de Cristina Kirchner" ya que que tiene prisión preventiva y criticó severamente la defensa de Miguel Ángel Pichetto, a la que calificó como "un delito".

Fiel a su estilo Carrió sentenció: "Limpiar la argentina no es meter preso a 10 funcionarios, sino que es una estructura mafiosa que recorre el país; no solo con la droga sino también con el contrabando".

"Hubo mucha fuga de dólares porque con las DJAI se anunciaban importaciones que no venían; sacaban dólares pero la mercadería no venía", apuntó Carrió, en alusión directa al exsecretario de Comercio de Interior Guillermo Moreno.

"El negocio lo manejaba Moreno. Y de ahí el dinero que seguramente llevó a la Santa Sede", denunció Carrió, aunque no brindó mayores explicaciones.

Fuente de la noticia (La Nacion)