Racing, aturdido: el empujón de Centurión a Coudet antes de entrar ante River

Centurión ingresó de mala gana y se lo hizo saber al técnico Coudet Crédito: Mauro Alfieri

Como si algo le faltara a lo que pasó dentro del campo de juego para terminar de completar el cuadro de déjà vu que vivió Racing en el Monumental, Ricardo Centurión otra vez fue noticia por una actitud desubicada. A los 22 minutos del segundo tiempo, cuando el 2 a 0 local ya parecía inamovible, Eduardo Coudet llamó a Centurión para que ingresara. El futbolista se sacó la pechera de mala gana y la arrojó con furia contra el banco de suplentes. Mientras caminaba hacia la mitad de la cancha, el Chacho lo fue a buscar como para pedirle otro compromiso. La respuesta del delantero fue mirar hacia abajo y, luego, sacarse de encima al entrenador con un empujón.

#TNTSports | @ManuOlivari cuenta en #LaFechaTNT qué fue lo que pasó entre Coudet y el mediocampista de Racing: "Centurión no quería entrar, por la razón que fuera, pero no quería entrar" [R][R] pic.twitter.com/5Rscg963GC&- TNT Sports LA (@TNTSportsLA) February 11, 2019

Este mediodía, Racing decidió separarlo del plantel, según le confirmaron fuentes del club a LA NACION

"No quiero hablar de casos individuales. Yo me enfoco en lo grupal, porque además quedó claro en la cancha que acá nadie puede salvarse desde lo individual", aseguró luego del partido Coudet , que se hizo cargo de la derrota de Racing. Centurión fue suplente en Núñez porque no tuvo buenas actuaciones ante Aldosivi ni ante Huracán, además de que estaba con poco compromiso para el retroceso. El entrenador había imaginado un partido muy táctico ante River y quería un volante que pudiera dar pelea al mediocampo millonario. Eso, sumado al último antecedente de cómo se fue el ex Boca de 26 años del Monumental en el partido de Copa Libertadores terminaron marcando el camino de Centu al banco de suplentes. Aunque no pasó nada de eso. De todos modos, su ingreso no cambió el partido. Ni mucho menos. Pareció desganado, mientras los hinchas locales lo cargaban con las mismas palabras que usó Enzo Pérez en la eliminación de la Libertadores 2018: "pisala ahora", le gritaban. Además, festejaron como un gol una gambeta de Milton Casco sobre el 10 de Racing.

¿Y ahora? Es obvio que Centurión no viajará a Brasil, porque aún debe la sanción por haber sido expulsado ante el Millonario en aquellos octavos de final de la última Copa Libertadores. Falta determinar el alcance de la sanción para saber si esta separación del plantel es definitiva o transitoria.

Además de la irresponsable salida del Monumental, tuvo otros actos de indisciplina dentro del grupo en lo que va de esta temporada. Sorpresivamente, la primera fecha de esta Superliga Centurión arrancó como suplente ante Atlético Tucumán. En un principio, se dijo que era por una molestia. Luego el presidente Víctor Blanco aseguró que fue porque no había llegado en condiciones a un entrenamiento. En esa ocasión, luego tuvo el respaldo de los hinchas y el indulto del cuerpo técnico.

Tras la eliminación y expulsión con River, perdió la titularidad al partido siguiente ante Rosario Central, cuando ni siquiera ingresó. Y luego, ante Lanús, sufrió un desgarro que lo dejó afuera algunos partidos y le costó volver al equipo titular. Su nivel nunca volvió a ser aquel que casi lo mete en la lista de Rusia 2018.

Fuente de la noticia