El domingo se entregarán los premios Oscar, en una ceremonia repleta de interrogantes y polémicas. A pesar de que será la entrega número 91, la gran fiesta del cine sigue convocando la atención de la audiencia global, por lo que no es difícil unir el recuerdo de los grandes clásicos con los momentos más importantes de las vidas de los espectadores.

Debe recordarse a la hora de jugar que, para calificar para el premio de la Academia, los films deben haberse estrenado comercialmente el 31 de diciembre del año anterior en los Estados Unidos ( Rocky, por ejemplo, llegó a las salas de su país el 20 de noviembre de 1976 y ganó el Oscar en la ceremonia de 1977; por eso, la mejor película de 2018 para los votantes se conocerá este fin de semana).

Fuente de la noticia