Capacitaciones e inversiones en infraestructura para recibir visitantes y ofrecer una buena cata, junto al ideal de contar con un paquete turístico por el camino del vino en Jujuy son los desafíos en los que avanzan productores vitivinícolas de la provincia, en especial de la Quebrada de Humahuaca, hacedores de los vinos de mayor extrañeza del país.
La agenda responde al crecimiento exponencial del sector, que, con arriesgados productores que cultivan en altura, hoy escala en el mapa vitivinícola de la Argentina con altas calificaciones y “un producto único, absolutamente diferente a cualquier otra propuesta en el país”, explicó, en dialogo con Télam, la directora provincial de Productos Turísticos, Sandra Nazar.
“En medio del auge del sector, surgió la idea de pensar en lo increíble del lugar donde estaban los viñedos y aprovecharlo como valor agregado para que la gente compre y disfrute del vino in situ”, dijo Nazar sobre el inicio de un trabajo conjunto entre el sector público y el privado.
Fuente de la noticia

Comentarios