Foto Junin Digital

En un nuevo golpe efectivo contra el consumo de estupefacientes y las fiestas privadas clandestinas, una modalidad que se está descubriendo con mayor frecuencia en casas quintas juninenses en esta época de verano, se llevó a cabo en la noche de este martes en una quinta del barrio “Rincón del Cielo”.

Tomaron parte del procedimiento efectivos de Inspección General, Seguridad Vial, Narcotráfico, Infantería, Grupo GAD, DDI, Policía Local, Policía Motorizada, Comando Patrullas, entre otras dependencias, bajo la supervisión del secretario de Seguridad Fabián Claudio y del director general de seguridad del Gobierno de Junín Luis Chami.

Del caso tomó intervención el fiscal federal de Junín Eduardo Varas. Se pudo saber que hasta la medianoche había dos detenidos, entre ellos el organizador del evento que no contaba con autorización municipal. Participaron en el momento del allanamiento unos 280 jóvenes de ambos sexos, 29 de ellos menores de edad.

Fueron secuestradas pastillas de Extasis, LSD, “Pepa” y marihuana, lo que da una magnitud del riesgo al que se había sometido a los jóvenes por parte de la inescrupulosidad del organizador que indudablemente a la luz de estos resultados, contaba con el ingreso de comerciantes de estupefacientes de nuestra ciudad.

Por su parte el director general de seguridad Luis Chami destacó que “todo fue fruto de una investigación y se pudo determinar ya avanzada la tarde el lugar de realización de la fiesta ya que el organizador era un comerciante que ponía la dirección de un negocio del centro donde se vendía la pulsera pero no teníamos la dirección de la fiesta. Tras un trabajo excelente de inteligencia, se conocieron más detalles y se informó de inmediato al fiscal federal Eduardo Varas y al juez federal Pedro Plou, quienes actuaron con celeridad para dar respuestas”.

“Esto es lo que los chicos plantearon en su momento junto a sus padres al intendente Pablo petrecca. Se llegó a dar con esta fiesta tras una investigación porque los chicos no quieren que otros pares suyos corran riesgos y estén hacinados porque acá están hacinados. Esta es la realidad. Si hubéramos llegado más tarde tal vez podríamos haber tenido un muerto. Sacamos un chico en camilla por sobredosis y otro convulsionando”, dijo el funcionario municipal a JUNINDIGITAL

Chami sostuvo que “se han encontrado pastillas y estupefacientes además de alcohol en un lugar que no está permitido” a la vez que confirmó que había presencia de menores. “Ya se sabe quienes eran los organizadores y quienes vendían las tarjetas”, afirmó el director general de seguridad del gobierno de Junín.

Además destacó el funcionario la tarea de ambulancias que debieron asistir a jóvenes descompensados, deshidratados porque “esto es poner en riesgo la vida. Había cables en el suelo con los riesgos consecuentes”.

Fuente de la noticia (Junin digital)