Investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), del Museo de Historia Natural de San Rafael y la UTN hallaron este lunes vestigios de antiguas poblaciones que habitaron hace más de 1.500 años a 3.400 metros de altura, en las nacientes del Río Diamante, en plena cordillera de Los Andes.
Allí aún permanecen firmes más de 130 estructuras habitacionales (o pircas), de más de 1.500 años de antigüedad y en cuyo interior se encontraron piezas de cerámica, instrumentos de piedra, huesos de animales, en su mayoría guanacos, y piezas de basalto, “lo que comprueba la antigüedad milenaria”, explicaron los científicos.

“Desde hace al menos 1.500 años ese paso fue utilizado por poblaciones prehispánicas de los actuales territorios de Argentina y Chile para intercambiar víveres, cueros e incluso regalos. Además, explotar las poblaciones de guanacos que iban a pastar a las Vegas cercanas”, explicó el doctor Gustavo Neme, a cargo de la expedición.
Fuente de la noticia