Según el informe del ministerio de Agroindustria bonaerense, la superficie sembrada gruesa (soja, maíz y girasol), alcanzó un total de 9,03 millones de hectáreas, un 2,4% por encima de la campaña anterior y, dado el buen estado de los cultivos, se estima que la producción alcanzará las 33,4 millones de toneladas.
La superficie sembrada de soja creció un 1,9%, con un total de 5,6 millones de hectáreas, y a pesar de algunos excesos hídricos puntuales al norte y noreste provincial, el 92% del cultivo se encuentra en condiciones de buenas a óptima, con lo cual espera una producción de 17,5 millones de toneladas.
Por su parte, la superficie sembrada de maíz creció un 3,4%, alcanzando las 2,54 millones de hectáreas, el máximo nivel histórico para la provincia de Buenos Aires. A su vez se destacan las muy buenas condiciones en que se encuentra el cultivo, con una expectativa de rinde por encima de los últimos años, lo cual permitiría superar una producción de 14 millones de toneladas.
Finalmente, el cultivo de girasol que se empieza a cosechar en los próximos días, también presenta una buena performance, con una superficie sembrada de 844.700 hectáreas y una condición muy buena del cultivo, se espera alcanzar una producción de 1,85 millones de toneladas.
Se proyecta que los ingresos de la campaña 2018/19 al circuito productivo alcancen los 7 mil millones de dólares.
"Venimos trabajando muy fuerte en el impulso de la rotación de cultivos desde el principio de la gestión y hemos observado un importante crecimiento de los cereales", dijo el ministro de Agroindustria. Leonardo Sarquís.
Precisó que "éstas tres cadenas implican mas de 230.000 empleos directos e indirectos" y remarcó que "días atrás la Gobernadora María Eugenia Vidal ratificó su permanente compromiso con este motor de la economía al confirmar las obras hidráulicas, la reparación de caminos rurales y la búsqueda de mejoras en materia de financiamiento".
Fuente de la noticia (Telam)

Comentarios