Rally Dakar: Sébastien Loeb fue un águila en las dunas y Orly Terranova debió ser hospitalizado

El piloto francés de Peugeot, Sebastien Loeb, y su copiloto, Daniel Elena, compitieron en la Etapa 2 del Dakar 2019 entre Pisco y San Juan de Marcona Fuente: AFP – Crédito: FRANCK FIFE

Juego de contrastes en la segunda etapa del Rally Dakar , un recorrido que unió Pisco con San Juan de Marcona. Las exigentes dunas del desierto de Perú enseñaron su peligrosidad en el inicio: mientras el francés Sébastien Loeb (Peugeot 3008) se adjudicó la victoria del parcial en autos, su compatriota Stéphane Peterhansel (Mini) y el príncipe qatarí Nasser al-Attiyah (Toyota) protagonizaron un especial olvidable. El susto de la jornada lo dio Orly Terranova (Mini), que abandonó en el kilómetro 178 de los 553, después de sufrir un fortísimo golpe que le ocasionó problemas lumbares. La tensión trepó cuando un helicóptero evacuó al mendocino, que fue trasladado a un hospital cercano para recibir asistencia médica. La organización comunicó que el retiro es definitivo.

El éxito de Loeb, nueve veces campeón del mundial de rally, que logró su 11ma etapa en un Dakar, aunque ahora con un equipo privado, después del retiro de Peugeot, posibilitó escalar hasta el quinto puesto de la clasificación general, que ahora lidera el sudafricano Giniel de Villiers (Toyota), cuarto en el segmento de ayer. La celebración del triunfo de Loeb tuvo como condimento la resistencia a los ataques del español Nani Roma (Mini), que lo escoltó a apenas 8 segundos de diferencia del tiempo del vencedor: 3h26m53seg. Para Roma internarse en Perú es un desquite, porque allí abandonó en 2018, tras accidentarse en una zanja no señalizada, durante el tercer día de competencia.

Peterhansel, seis veces ganador del Dakar en moto y siete en auto, encalló en las dunas y debió ser asistido por su compatriota Cyril Despres (también piloto de Mini). "Fue un día estresante, tuvimos toda clase de problemas y si no nos tiraban una cuerda estaríamos ahí todavía", dijo Monsieur Dakar. Tampoco fue una navegación ni un ritmo adecuado el de Al-Attiyah, que de ganar en el primer día cayó al 11mo puesto del parcial, aunque 8vo en la general.

En motos, el austríaco Matthias Walkner (KTM), ganador del Dakar en 2018, obtuvo la victoria del día, aunque el español Joan Barreda (Honda), triunfador de la etapa inaugural y que resultó tercero en el segmento entre Pisco y San Juan de Marcona, lidera la clasificación general. El salteño Kevin Benavides (Honda) se sostiene 8avo, repitió la posición del debut, entre Lima y Pisco. Sigue su plan de carrera, sin tomar riesgos ni protagonizar ataques.

La tercera etapa se desarrollará hoy entre San Juan de Marcona y Arequipa, un recorrido de 798 kilómetros, de los cuales 331 serán de velocidad.

Fuente de la noticia