Racing no se confía: el plan del líder para seguir al frente de la Superliga

Uno de los emblemas de la concentración y el profesionalismo: Lisandro López Fuente: FotoBAIRES – Crédito: JAVIER GONZALEZ TOLEDO

En el predio Julio Humberto Grondona, rodeado de cuadros con los planteles argentinos que levantaron la Copa del Mundo, la Copa América y los campeonatos mundiales Sub 20, Racing busca empezar a darle forma a este 2019. Sólo diez partidos separan a la Academia de una foto similar a la que día a día cruzan los futbolistas en el complejo 2 de la AFA. El desafío es ser el mismo equipo que rindió en el segundo semestre de 2018 y no desenfocarse, no mirar la línea de llegada antes de saltear el próximo obstáculo. Como bromeó alguna vez en conferencia de prensa, Eduardo Coudet inculca la fórmula con la que Reinaldo Merlo, en 2001, supo cortar 35 años de sequía: el recordado paso a paso.

A diferencia de lo que ocurre con Coudet, que como entrenador aún no dio una vuelta olímpica, buena parte de los futbolistas que suelen ser titulares sí tienen antecedentes en equipos que fueron campeones. A excepción de Gabriel Arias, Renzo Saravia, Lucas Orban y Matías Zaracho todos tienen experiencia en consagraciones.

Para el Chacho, estas últimas diez fechas de la Superliga serán especiales. Tendrá la posibilidad de rendir, acaso, la última materia que le falta para recibirse de entrenador de elite: llenar todos los casilleros para que su equipo se consagre campeón. Coudet, fiel a su estilo hiperactivo, ni siquiera descansó durante sus vacaciones de fin de año en Miami. Desde allí, pensó en las posibles variantes tácticas para evitar que a Racing le encuentren la vuelta y que no le pesen los nervios, como le pasó en los últimos tres partidos de local ante Newell's, Banfield y San Martín de San Juan. Y, por supuesto, se ocupó de lo que más lo entusiasma: seducir a los jugadores elegidos para reforzar sus equipos.

Jueves, día ideal para juntarse con amigos [R][R][R] #BuenDiaRacing [R][R] pic.twitter.com/A4H6GNMGQa&- Racing Club (@RacingClub) 10 de enero de 2019

El entrenador ya conocía la decisión de Gustavo Bou desde finales del año pasado. Por eso, primero pensó en Darío Cvitanich, símbolo de Banfield, como alternativa para apuntalar la delantera en estas últimas diez fechas. Inviable lo del ex Ajax, se entusiasmó con Santiago "Morro" García. Con el delantero uruguayo ya estaba todo acordado, pero la compleja división porcentual de su ficha -una parte es de Godoy Cruz, otra del propio futbolista y la restante del club uruguayo Atenas de San Carlos, con fuerte vínculo con su representante Daniel Fonseca- demoró la llegada de García a Avellaneda. De todos modos, más allá del último antecedente de la frustrada negociación entre Godoy Cruz y Toluca, en Racing aún son optimistas.

Coudet, en el entrenamiento matutino
Coudet, en el entrenamiento matutino Fuente: FotoBAIRES – Crédito: JAVIER GONZALEZ TOLEDO

Aldosivi. Esa es una de las palabras que más se escucha en el predio de la AFA en estos días. Y esa es la mentalidad con la que se prepara el puntero de la Superliga para este desafío. El sábado 26 de enero, en Mar del Plata, ante el Tiburón, jugará la primera final. Y después encarará las otras nueve. Hoy, en el vestuario, no existe el mes de febrero, donde deberá afrontar los partidos de ida y vuelta ante Corinthians, por la Copa Sudamericana, y los clásicos como visitante ante River e Independiente. Sólo se piensa en la fecha 16 ante Aldosivi.

"Nosotros estamos bien. Sabemos que va a ser difícil pero tenemos la misma mentalidad que el año pasado. Y eso es salir a jugar cada partido para tratar de ser superior al rival. No pensamos más que en eso porque no hemos logrado nada", dice el zaguero Leonardo Sigali, que admite que por cómo está la tabla de la Superliga no hay un competidor directo del primer puesto: "Hay muchos rivales pero sabemos que el principal somos nosotros. Si te relajas, no sirve de nada todo lo que hiciste hasta acá".

Tanto para el cuerpo técnico como para el plantel, además de la posición en la tabla, la gran ventaja que tiene la Academia con el resto de los equipos de la Superliga es que no se desarmó, más allá de la salida de Bou y del probable préstamo de Brian Mansilla a Gimnasia, ni precisará más refuerzos que un delantero. Mientras otros entrenadores siguen con el celular en la mano a la espera de novedades en las negociaciones, mientras otros planteles continúan en formación y suman caras nuevas, Racing mantiene una base que hace meses viene trabajando en la misma sintonía.

La experiencia también puede ser un plus en los momentos finales. Una muestra de cómo puede influir esa experiencia en estos meses decisivos la dio Marcelo Díaz, cuando en rueda de prensa le consultaron qué porcentaje del título tenía Racing en el bolsillo: "El porcentaje que tenemos de torneo en el bolsillo es el mismo que cuando arrancamos: un 0%. Arranca un nuevo torneo en el que tenemos una buena diferencia pero si nos llegáramos a relajar estaríamos equivocando el camino. Esta es una carrera nueva". Así está la cabeza del puntero.

Fuente de la noticia

Comentarios