Las copiosas precipitaciones registradas en las últimas semanas en el norte de la provincia causaron pérdidas totales en grandes extensiones sembradas, especialmente en el norteño departamento 9 de Julio.