Más licencia por maternidad y auditorías de equidad en las empresas: qué políticas de género propone el Gobierno

El macrismo elaboró un plan que busca achicar la desigualdad entre hombres y mujeres; algunas iniciativas deben pasar por un Congreso dividido

El Gobierno buscará este año darle un nuevo impulso a la agenda de género con el despliegue de una batería de medidas que abarcan desde la extensión del régimen de licencias por maternidad y la implementación de la educación sexual integral en las escuelas hasta la promoción de una auditoría en empresas privadas para elaborar un diagnóstico sobre la equidad entre hombres y mujeres.

Las iniciativas están contempladas en el detalle del Plan Nacional de Igualdad de Oportunidades y Derechos (PIOD), que el presidente Mauricio Macri presentó a fines del año pasado -poco después de la denuncia de la actriz Thelma Fardin contra Juan Darthés – y que está bajo la órbita el Instituto Nacional de las Mujeres (INAM), a cargo de Fabiana Tuñez.

En un largo listado de 34 iniciativas "clave", el plan promueve cambios en el ritmo de trabajo de madres y padres. Además de promover una extensión de la licencia por paternidad (hoy de tres días), el Gobierno propone que las mujeres puedan volver al trabajo con una carga horaria menor a la que tenían antes de tomarse la licencia por maternidad. La intención es que tengan la posibilidad de reincorporarse a sus puestos en un sistema part-time por seis meses.

Además, la agenda de género del macrismo también propone la realización de auditorías internas en las empresas privadas para que las compañías conozcan el nivel de equidad de género puertas adentro en tiempos en los que las estadísticas muestran un alto nivel de inequidad tanto en el ámbito público como el privado (ver aparte). La meta es eliminar las prácticas discriminatorias y garantizar la participación equitativa entre los géneros.

En una suerte de prueba piloto, se logró un acuerdo para que el sistema empiece a funcionar en empresas como la aerolínea Latam, Avon y Renault, detallaron en el INAM. El objetivo es que durante este año pueda extenderse dentro del sector.

Con estas iniciativas, que si bien dependen del Ministerio de Desarrollo Social que conduce Carolina Stanley requieren un abordaje interministerial, el Gobierno apuesta a darle un mayor protagonismo a una cuestión que en los últimos meses se impuso como uno de los principales reclamos sociales.

El plan abarca varias áreas, denominadas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) como "autonomías", como la física (violencia de género o acceso a la salud), la económica (con énfasis en la participación de las mujeres en la generación de ingresos en igualdad de condiciones), la toma de decisiones (la participación de la mujer en lugares de poder) y la interrelación de esas autonomías (el desafío de lograr un cambio cultural).

Sin embargo, algunas de esas medidas requieren ser aprobadas por un Congreso dividido y que este año recortará su actividad parlamentaria por el proceso electoral, lo que pone en duda el avance de las iniciativas. El régimen de licencias, por ejemplo, está contemplado junto a otras medidas necesarias en el proyecto de ley de Equidad de Género e Igualdad de Oportunidades en el Trabajo, que el oficialismo presentó el año pasado ante el Parlamento y cuyo trámite legislativo no superó las comisiones. Hay, también, proyectos de la oposición que tampoco prosperaron.

Por diferencias internas incluso dentro de Cambiemos, en la misma situación quedó el proyecto de reforma de la ley de Educación Sexual Integral (ESI) que contiene postulados del PIOD, como la mejora del acceso de la población a los métodos anticonceptivos en todo el país para 2020 o la garantía de que haya docentes capacitados en ESI en todas las escuelas y que se evalúen los conocimientos en las pruebas Aprender y Enseñar.

"Sabemos que es un año complejo en términos de avances legislativos, pero hay una sociedad civil muy alerta con un fuerte poder de reclamo para que estos temas no se caigan de la agenda", dijo a LA NACION Carla Majdalani, la directora nacional de Comunicación del INAM. Con optimismo sobre el devenir de los proyectos que tienen que pasar por el Congreso, la funcionaria recordó que en 2017, un año electoral, se aprobó la ley de Paridad, un cambio clave que se aplicará por primera vez este año, cuando las boletas deberán tener igual proporción de hombres y mujeres.

En el mientras tanto, según dijo Majdalani, desde el INAM se seguirá trabajando en la "insistencia" para que se avancen en aquellos cambios que están al alcance del instituto. Por ejemplo, el año pasado el Poder Ejecutivo acordó con UPCN que los hombres extiendan su licencia por paternidad a los 15 días. "Aún es poco, pero es un primer paso. Los cambios son paulatinos", agregó Majdalani.

También se buscará avanzar en la implementación de protocolos específicos para casos de violencia de género y acoso en el empleo público de la administración nacional y en la formación de las fuerzas de seguridad para actuar correctamente en casos de violencia. Además, buscarán incentivar la participación de mujeres en caros altos del sector público mediante concursos públicos y la visibilidad de la distribución por sexo de los puestos de trabajo.

Fuente de la noticia