La película de Dragon Ball rompe todos los cálculos de taquilla

El fenómeno animado

En "Una apertura descomunal". Así se definió en el corazón del mercado cinematográfico local el arranque de Dragon Ball Super: Broly en los cines argentinos. El fervor de los fans que tiene esta popular y distintiva serie de la animación japonesa en nuestro país quedó a la vista con los extraordinarios números que acumuló en un solo día: 104.791 entradas vendidas el jueves 10, su jornada de estreno, en 278 pantallas, según los números de Ultracine. Además de liderar con comodidad la estadística de concurrencia a los cines en el comienzo de una nueva semana cinematográfica, estas cifras lograron además la proeza de duplicar la convocatoria de WiFi Ralph, el tanque de Disney, que el jueves 10 sumó 57.467 entradas a las algo más de 600.000 cosechadas durante su primera semana y perdió al mismo tiempo el liderazgo. En la industria local se estima que Dragon Ball Super: Broly podría alcanzar entre 330.000 y 350.000 entradas vendidas de aquí al domingo, un número parecido al que se proyectaba antes de su estreno para la totalidad de la semana (hasta el miércoles 16, inclusive). La expectativa se ve multiplicada y todo indica que será el largometraje más exitoso de la franquicia de todos los que tuvieron lanzamiento formal en los cines argentinos desde 1998. El otro dato llamativo es la disponibilidad de muchas salas y horarios para ver Dragon Ball Super: Broly y Spider Man: un nuevo universo en copias originales y subtituladas. La oferta va desde las cinco funciones de Dragon Ball en japonés (incluyendo dos vespertinas y las trasnoches de viernes y sábado), programadas en el Village Recoleta, hasta las que pueden verse en varios complejos de Village, Hoyts y Cinemark, casi todas en horarios nocturnos.

Fuente de la noticia