La Justicia avanza por primera vez sobre los crímenes del franquismo

Un tribunal español investiga un caso de torturas cometido en 1971 por miembros de la policía política de la dictadura de Francisco Franco, en una decisión judicial que no tiene precedente en democracia.

Por Corresponsal

El caso investigado por la Justicia española se inscribe en una larga e incansable batalla de las víctimas del franquismo por conseguir justicia tras 40 años de impunidad. Los hechos denunciados están recogidos también en la causa que lleva adelante la jueza María Servini de Cubría en Argentina, pero es la primera vez que se abre -y avanza- una investigación criminal de este tipo en el Estado español.
La querella, que fue admitida a trámite el 28 de diciembre último por el Juzgado de Instrucción número 1 de Valencia, denuncia concretamente la torturas sufridas por una docena de estudiantes que militaban en el Partido Comunista de España (PCE), que fueron detenidos en 1971 por la Brigada Político Social (BPS) del franquismo.
"Estos jóvenes estudiantes de 18 y 19 años permanecieron una media de 15 días incomunicados en la Jefatura Superior de Policía de Valencia, donde fueron sometidos a torturas constantes", explicó a Télam Guillermo Noguera, uno de los abogados de la querella, impulsada por diferentes plataformas de apoyo a las víctimas del franquismo.
"Sufrieron todo tipo de vejaciones, como ahogamientos en una bañera hasta dejarlos inconscientes", ejemplificó el abogado. La querella está dirigida contra varios policías adscritos a la Brigada Político Social de Valencia, entre ellos Jacinto López Acosta, Benjamín Solsona Cortés -alías "El Galleta"- y Manuel Ballesteros, todos de paradero desconocido. Fuente de la noticia