La inequidad de género hoy: la brecha salarial es del 28% y la desigualdad es alta en el Estado

Las estadísticas muestran que la igualdad de género aún está lejos de concretarse. La brecha salarial subió en los últimos dos años

La información estadística indica que la equidad de género todavía está muy lejos de concretarse. La brecha salarial promedio asciende al 28% ($19.682 de ingresos totales para los varones contra $14.124, un 2% más que en 2017), lo que provoca un desequilibrio importante en la autonomía económica; la tasa de empleo de los hombres es muy superior a la de las mujeres; en el ámbito privado siete de cada diez puestos directivos están ocupados por hombres; en la población inactiva existe una amplísima mayoría de mujeres que se dedican al trabajo doméstico y al cuidado no remunerado, mientras que en la activa el porcentaje de mujeres que deben tener dos trabajos (11,6%) por poco no duplica al de los varones (6,3%), y el 58% de los jefes de hogar son varones. Los datos corresponden al último informe del Observatorio de la Violencia contra las Mujeres, difundido el 6 de diciembre último.

Además, el diagnóstico indica que el desempleo afecta principalmente a mujeres jóvenes entre 14 y 29 años (21,5% contra 17,3% de los varones)

El plan que impulsó el Gobierno hace énfasis en el sector público, donde la inequidad también tiene rasgos fuertes. Solo hay mujeres en 4 de las 24 gobernaciones del país, hay una sola mujer entre los cinco miembros de la Corte Suprema, solo una de cada diez intendentas son mujeres y la presencia femenina apenas supera el 30% en la Cámara de Diputados y en el Senado.

Este último punto cambiará este año, cuando la composición de las cámaras sea un poco más equitativa a partir de diciembre por la aplicación -por primera vez- de la ley de Paridad, que obliga a los partidos políticos a presentar en las boletas igual cantidad de hombres que de mujeres. Pero habrá que esperar más para que los porcentajes sean equivalentes. En la Cámara de Diputados, por ejemplo, habrá paridad recién en 2023, cuando la totalidad de las bancas sean renovadas con el nuevo régimen aprobado en 2017.

Según el Gobierno, las cifras oficiales que revelan la inequidad de género motivaron, junto al reclamo social, la implementación del Plan de Igualdad de Oportunidades y Derechos del Instituto Nacional de las Mujeres (Inam). Desde el organismo, la directora nacional de Comunicación, Carla Majdalani, indicó que es la "primera vez que el Poder Ejecutivo asume compromisos vinculados a la política de género" y que a nivel regional, la Argentina era el único país -junto con Cuba- que no contaba con un plan nacional de oportunidades.

El macrismo, además, sostiene que la toma de medidas que garanticen la equidad de género en todos los ámbitos puede tener impacto en la economía y cita estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que indica que si los países de la región elevasen la participación de las mujeres al nivel que tienen los países nórdicos, el PBI podría ser hasta un 10% más alto.

Fuente de la noticia