Franco Cetti, ex pareja de Rocío Gómez, la turista argentina de 39 años que murió tras sufrir un accidente mientras realizaba el "bautismo" de una instrucción de buceo en la isla Tao, Tailandia, insistió en que "se investiguen los hechos".
"Cuando estuve allá me mostraron en la comisaría el acta donde figuraba el accidente pero no me dejaron llevarme una copia ni presentarme ante la justicia porque sólo la familia directa tiene esa potestad", indicó a Télam Cetti. Fuentes consulares informaron a esta agencia que el Estado argentino no puede actuar de oficio iniciando una demanda y que esta posibilidad es una potestad sólo de la familia directa.
El joven, quien había terminado su relación de pareja con Rocío unos meses antes del viaje pero que manifiesta que continuaba con un "excelente vínculo", describió que "la sensación que tuve es que la investigación no iba a avanzar, la policía me lo describió como un accidente y si nadie demanda a la empresa seguro quedará así".
Cetti indicó que desconoce "por qué no quieren iniciar acciones legales, cada uno procesa los duelos como puede". No obstante, afirmó que "sus amigos queremos descifrar qué fue lo que pasó, creo que nos pasa a todas las personas que perdemos seres queridos".
Fuente de la noticia