Han pasado (casi) desapercibidos estos años, hasta ahora. Porque el actor, director y guionista John Krasinski y su mujer, la actriz Emily Blunt , se consagraron como una power couple cuando estrenaron su primer proyecto juntos, el exitoso film Un lugar en silencio Y el foco comenzó a ponerse sobre ellos. Pero lo cierto es que, desde que se conocieron, en noviembre de 2008, no se han separado y son realmente adorables. Son la nueva pareja preferida de Hollywood. Hoy, él es uno de los candidatos al Oscar y ella es la nueva Mary Poppins, en la tan esperada secuela (en la Argentina tiene fecha de estreno para el 24 de enero próximo) y otra vez los flashes los apuntan.

Nace el amor

Miradas de amor y sonrisas cómplices Crédito: GROSBY GROUP

En 2008, Emily estaba cenando con una amiga en un restaurante de Los Ángeles y le estaba contando lo bien que se sentía estando soltera después de algunas malas experiencias amorosas, pero esta persona -que los conocía a ambos- le habló de Krasinski. Lo siguiente, según ha relatado la actriz a la revista People, es historia: "Fue un flechazo absoluto".

Antes del primer encuentro, la actriz vio todos los capítulos de la serie The Office de un tirón, la versión norteamericana, donde trabaja él, porque la británica la había visto. Ella quería saber quién era Krasinski porque no tenía mucha información sobre el actor. En cambio, Krasinski tenía las cosas más claras sobre ella: la había visto en El diablo se viste a la moda unas "75 veces". "Tengo suerte de que se quedara conmigo y no se diera cuenta de que se había casado con un acosador", bromeó en una entrevista con la revista Glamour.

Aun así cuando se conocieron en un restaurante, en esa cena arreglada por su amiga, él tampoco estaba pensando en una relación. "Fue uno de esos momentos en los que no querés salir con nadie e iba a tomarme mi tiempo en Los Ángeles, pero después de que la conocí, me puse muy nervioso. 'Oh, Dios mío, me voy a enamorar de ella', pensé. Cuando nos dimos la mano, le dije: '¡Me gustás!' ", le confesó Krasinski años atrás a Ellen DeGeneres. Si bien el flechazo fue inmediato, el actor -escéptico con sus posibilidades reales de conquistarla- decidió alargar lo más que pudo su primera cita y después de comer la llevó a un polígono de tiro. "Estaba tan convencido de que jamás se me daría con ella que pensé: 'Voy a volar esto por los aires yo mismo y así no me sentiré tan mal'", explicó. Puede que fueran los gritos de pánico que salieron de boca del actor con sus disparos los que convirtieron un potencial desastre en un inverosímil pero triunfal primer encuentro.

Ganarle a los pronósticos

Emily Blunt y John Krasinski, en la última entrega de los Globo de Oro
Emily Blunt y John Krasinski, en la última entrega de los Globo de Oro Crédito: GROSBY GROUP

Emily Blunt nació el 23 de febrero de 1983, al sur de Londres. Su madre Janice Dixon también había sido actriz, pero la actuación llegó a la vida de Emily como una simple sugerencia de una maestra que trató de quitarle la tartamudez que sufría desde los 8 años. Así fue como decidió tomar clases de teatro, además de cursos de música en los que aprendió a tocar el violonchelo. Si bien hizo todo tipo de papeles, sobre todo en televisión, el éxito rotundo le llegó cuando le tocó competir con Anne Hathaway por el puesto de asistente de Meryl Streep en El Diablo se viste a la moda. Por ese papel, le llegó el mayor honor al que puede aspirar una persona en la meca del cine hollywoodense sin tener forma de estatuilla: el visto bueno de la consagrada Streep. Pero eso no es todo, también tuvo la aprobación de Julie Andrews, que está encantada con que ella sea la nueva niñera de los hermanos Banks: "Es maravillosa", le confesó a Rob Marshall, el director de la remake.

John Krasinski se coló en Hollywood por la puerta de atrás y, sin dejar de trabajar, logró levantar una carrera que lo ha erigido como uno de los creadores con más proyección del momento. Incluso, fue elegido por la revista Time como una de las 100 personas más influyentes de 2018. Más conocido por interpretar durante ocho temporadas a Jim Halpert en la versión estadounidense de The Office, se volvió una celebridad tras casarse con Emily y compartir fiestas con George Clooney, uno de sus mejores amigos. Más allá de esto, su carrera adquirió vuelo propio, no sólo filmó exitosas películas como actor sino que se puso detrás de cámara en tres producciones: debutó como realizador en 2009 con el largometraje Brief Interviews with Hideous Men y en 2016 estrenó Los Hollar, aunque ambas pasaron sin pena ni gloria, pero de estas experiencias aprendió y corrigió su mirada y así el año pasado llegó Un lugar en silencio, el largometraje que lo consagró. Una película que escribió, dirigió y, además, protagonizó junto con su mujer. El primer proyecto que aceptaron trabajar juntos delante de cámara, una decisión de pareja muy pensada.

Trailer de "Un lugar en silencio"

02:14 <![CDATA[ .cls-1 { fill: #1ca3ff; } .cls-2 { fill: none; stroke: #fff; stroke-width: 1.2px; opacity: 0.96; } ]]> Video

"Ambos sabíamos que estábamos entrando en algo desconocido y también creo que cuando trabajás, te convertís en una versión diferente de vos mismo", dijo la actriz a la prensa. A pesar de que para muchas parejas compartir el set es algo así como el certificado de defunción para el amor, para ellos no fue así: "Realmente aceptamos quienes éramos mientras estábamos en el trabajo y con otras personas. Muchos decían: '¡Se van a divorciar!', pero en verdad fue una experiencia que nos unió mucho", agregó para luego señalar que su marido fue un excelente jefe.

El público y la crítica se deshicieron en halagos ante las interpretaciones de Krasinski y Blunt y el mismísimo Stephen King calificó de "extraordinaria" la película. Incluso, ya hablan de que puede ganar un Oscar.

Lo mejor del amor

Jonh Krasinski y Emily Blunt, el año pasado relajados con sus hijas en Hawai
Jonh Krasinski y Emily Blunt, el año pasado relajados con sus hijas en Hawai Crédito: GROSBY GROUP

Se casaron en 2010 en Italia y cuatro años después tuvieron a Hazel. Luego, en 2016, nació Violet. "Tenemos dos hijas. Creemos en la educación para las mujeres alrededor del mundo", explicó Blunt, quien apoya causas de ONG que trabajan con mujeres en situación de riesgo. Fue ella también, una de las figuras que levantó la voz por la diferencia en la brecha salarial entre hombres y mujeres. Aunque Dwayne "La Roca" Johnson y Blunt están en la lista de las principales estrellas de Hollywood, el actor recibirá 13 millones de dólares más que su compañera por liderar la película Jungle Cruise de Disney.

De todos modos, lo más lindo que tiene esta pareja es que parecen vivir permanentemente inmersos en una interminable luna de miel. De ahí que se les conozca como la pareja más "adorable" de Hollywood, algo que incluso ha despertado ciertos recelos y odio (hay haters para todo) en las redes sociales. Pero ellos no pueden (ni quieren) evitarlo. Cada vez que conceden una entrevista, aprovechan para dedicarse palabras de admiración o para contar la pertinente anécdota romántica que alimenta aún más el mito. Él ha explicado que lo suyo con Blunt fue amor a primera vista, que lloró cuando le pidió que se casara con él y que es el fan número uno de su mujer. Incluso que durante bastante tiempo, recorría 9000 kilómetros cada fin de semana (de Montreal a Londres) solo para estar con sus mujeres. Ella ha contado que conocerlo, simplemente, le cambió la vida. "Cuando siento el apoyo que tengo de él, me siento invencible", aseguró. Pero no es solo lo que dicen, sino también lo que no dicen: cada aparición pública documenta los gestos cómplices, las miradas cariñosas y las sonrisas relajadas de una pareja indudablemente enamorada que disfruta de una química irrebatible.

En estos tiempos en que muchas de las más célebres parejas de Hollywood han llegado a su fin, sus fanáticos comenzaron una cruzada que se convirtió en viral: "Protejamos a Emily Blunt y John Krasinski cueste lo que cueste". Sus fanáticos afirman no poder soportar una hipotética ruptura del último bastión, faro y fuente de esperanza del cuento romántico made in Hollywood.

Fuente de la noticia