Errores estratégicos y de mando: Ferrari despidió a Arrivabene

Los medios italianos le endilgaron falta de liderazgo y de buen trato con la prensa a Arrivabene Fuente: AP

El expiloto de Fórmula 1 y actual entrevistador en los podios y clasificaciones de la categoría, Martin Brundle opinó que "las cosas no estaban bien" en Ferrari, lo que explica, para él, el despido de Maurizio Arrivabene como director del equipo. La diferencia de criterios ante una misma situación, como cuando se decidía o no que Kimi Raikkonen le cediera su puesto en carrera a Sebastian Vettel, que lideró el campeonato ante Lewis Hamilton hasta la mitad de su desarrollo pero terminó segundo, fue uno de los puntos controvertidos de la gestión.

La salida de Maurizio Arrivabene de Ferrari no va a quedar en un desplazamiento más. Por el contexto que le dan cuatro temporadas sin títulos a su mandato como director de la escudería, que nunca dejó de ser protagonista en la lucha por el título, y por lo que sale a flote tras la decisión de los directivos, como suele suceder cuando ocurre un cimbronazo.

"Después de cuatro años de incansable compromiso y dedicación, Maurizio Arrivabene abandona el equipo", había informado el equipo italiano en un comunicado oficial. "La decisión se tomó junto con la alta dirección de la compañía después de largas discusiones relacionadas con los intereses personales a largo plazo de Maurizio, así como con los del propio equipo".

Arrivabene, que se desempeñó desde 2015 como director, está siendo vinculado con Juventus, donde ocuparía un alto cargo. La Vecchia Signora, donde juegan Paulo Dybala y Cristiano Ronaldo y domina calcio hace años, pertenece, al igual que Ferrari, al grupo Fiat.

Las decisiones erróneas durante la última temporada vinieron a confirmar lo que muchos analistas sostenían, al atribuirles la principal razón por la falta de resultados en cuatro años. Además, los medios italianos le endilgaron falta de liderazgo y de buen trato, incluso con la prensa. Mark Hughes, columnista de la revista Motor Sport, de Londres, lo calificó de "déspota" y de fingir no entender cuando un tema no le gustaba, para responder en italiano. "Se había llegado a un punto en 2018 en que el peor equipo tenía el mejor auto, no por sus trabajadores, sino por la forma en que fue manejado".

En el texto del comunicado, Ferrari anunciaba que el cargo máximo de la marca en Fórmula 1 será ocupado por Mattia Binotto, que comenzó en Maranello en 1995 como ingeniero de motores de prueba. Su último puesto, tras encargarse de los impulsores en distintas divisiones, fue como jefe del departamento técnico.

Durante el período de Arrivabene, Ferrari ganó 14 de las 81 carreras disputadas, con un total de 71 podios y 12 pole positions.

John Elkann, ejecutivo máximo desde hace unos meses, fue el que tomó la decisión, pero se especula con que la desvinculación la habría amasado su antecesor, Louis Camelleri, habría iniciado el proceso para alejar a Arrivabene del equipo. Elkann es nieto de Gianni Agnelli, el empresario que llevó a Fiat a su mejor momento durante sus 30 años en la presidencia. Agnelli murió en 2003.

Fuente de la noticia