El mercado de pases de Boca: los que llegaron, los que se fueron y los que vendrían

José Luis Palomino, de buen presente en Atalanta, es uno de los refuerzos que podría sumar el Boca de Alfaro

Desde que tomó la dirección técnica de Boca, Gustavo Alfaro fue dando señales en cuanto a los recursos a su disposición. En su presentación aseveró que está al frente de "uno de los mejores planteles sudamericanos" y en su entrevista con La Nación aseguró que Boca es "el mejor equipo del país". Más allá de esas afirmaciones, el entrenador prefiere trabajar con un número reducido de futbolistas. En Cardales están haciendo la pretemporada 29 jugadores, pero el mercado sigue en movimiento. Si bien Boca transita estos días con tranquilidad, todavía hay jugadores que deben definir su futuro y futbolistas que podrían llegar. Este es el repaso de todos los movimientos y rumores en torno al plantel xeneize.

El que firmó

Junior Alonso: hasta acá, el paraguayo es la única incorporación. Llegó a préstamo por 18 meses para ocupar el lugar dejado por Lisandro Magallán . En la segunda mitad de 2018 estuvo en el Celta de Vigo, de España, donde jugó 11 encuentros, todos como titular. En el primer semestre del año había estado en el Lille, de Francia, (club dueño de su pase) sin tener actividad después de haber disputado 38 partidos en la temporada 2017/2018. Es un zaguero zurdo, de 25 años, que comenzó su carrera en Cerro Porteño. También jugó en alguna oportunidad como lateral izquierdo.

Los apuntados

Ángel González: ya hubo contactos entre Boca y Godoy Cruz, aunque la negociación todavía no avanzó. En la institución de la Ribera están enfocados en las definiciones sobre la continuidad o no de sus mediocampistas. La llegada del mendocino depende de esas otras negociaciones. Mientras tanto, continúa la pretemporada con el Tomba.

José Luis Palomino: a pesar de contar con Carlos Izquierdoz, Paolo Goltz, Alonso, el juvenil Agustín Heredia y todavía con Leonardo Balerdi, Boca busca otro marcador central. Nicolás Burdisso viajó a Italia para charlar con el jugador al que conoce por su reciente pasado como futbolista en Italia. El ex San Lorenzo está en Atalanta desde hace dos temporadas. El club italiano lo compró al Ludogorets, de Bulgaria, por cuatro millones de euros, uno cotización que se duplicó en el mercado actual. Hace seis meses, Boca ya pagó seis millones de dólares por Izquierdoz.

Iván Marcone: Alfaro lo conoce de Arsenal y ya se habría puesto en contacto con él. Su salida del Cruz Azul, de México, tiene un altísimo costo, por lo que su posible llegada estaría atada a que Boca haga una gran venta. Clásico jugador de quite, su etapa en Lanús con Jorge Almirón como técnico le agregó recursos como distribuidor de juego.

Los que podrían irse

Leonardo Balerdi: con menos de diez partidos en la primera de Boca, el central que se encuentra preparándose con el seleccionado Sub 20 para el Sudamericano, se convirtió en uno de los jugadores más cotizados y su futuro estaría fuera del club. A cambio de varios millones de euros, su destino podría ser Borussia Dortmund, de Alemania.

Naithan Nandez: el uruguayo pretende una mejora de contrato que todavía no se acerca a lo que le ofreció el club. "Aceptamos la oferta del Cagliari, porque él quiere jugar en Italia, pero no la forma de pago. Dependerá de que el club italiano haga un esfuerzo. La intención de Boca es que se quede, pero si vienen con la cláusula y el jugador se quiere ir vamos a aceptar su decisión", aseguró Daniel Angelici.

Wilmar Barrios: jugador indispensable en el mediocampo, sin sustituto para la recuperación y como relevo de los marcadores centrales, la cifra para dejarlo ir es altísima: 23 millones de euros. En el club aseguran que no hay ninguna oferta, aunque su representante se encuentra en la Argentina.

Pablo Pérez: el rosarino transita en el cruel camino de capitán a futbolista con ciclo cumplido en club. Los encontronazos con los hinchas en algunos partidos y la identificación como una de las caras más visibles de las derrotas ante River marcarían su salida al exterior y el destino podría estar en Brasil, en el Santos de Jorge Sampaoli. En los primeros esbozos del equipo de Alfaro no apareció entre los once.

Fuente: AFP – Crédito: Juan Mabromaa

Agustín Rossi: la incorporación de Esteban Andrada lo relegó. A pesar de que estuvo a la altura cuando le tocó volver a ponerse los guantes por la fractura de mandíbula del arquero mendocino y tuvo una actuación destacada en la primera final de la Copa Libertadores, corre desde atrás. Ante esa situación, el ex Chacarita, Estudiantes y Defensa y Justicia optaría por salir del club para buscar titularidad en otro equipo.

Los que ya se fueron

Lisandro Magallán: fue transferido al Ajax, de Holanda, por 9 millones de euros. Después de ganarse su lugar peleando desde atrás, había terminado por convertirse en una fija del equipo de los Barros Schelotto.

Fuente: LA NACION – Crédito: Ricardo Pristupluk

Edwin Cardona: ubicado siempre por los costados por los Mellizos, nunca logró encontrar comodidad en esos esquemas. La trayectoria del colombiano en Boca fue diluyéndose, tanto que ni siquiera se sentó en el banco de suplentes en los últimos partidos de 2018. Por eso no se hizo uso de la alta opción y regresó al fútbol mexicano.

Cristian Espinoza: el atacante no logró cruzar nunca el umbral de alternativa a partir de los pesados nombres de Boca en la delantera. Villarreal, dueño de su pase, lo cedió al San José de la liga estadounidense, donde será dirigido por Matías Almeyda.

Carlos Lampe: el arquero boliviano había llegado proveniente del fútbol chileno como reaseguro ante la lesión de Andrada. En un paso efímero, apenas estuvo tres partidos en el banco de suplentes en la Copa Libertadores.

Fuente de la noticia